Firman en P.R. nueva ley para imponer penas más severas a criminales

El nuevo estatuto se da como resultado de más de 3 años de trabajo de la Comisión Conjunta Permanente de la Asamblea Legislativa para la Revisión Continua del Código Penal

San Juan – El gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, firmó hoy un nuevo código penal concebido para atajar la ola criminal que sufre la isla caribeña por medio de penas más severas contra quienes infrinjan la ley.

“Hoy hacemos historia al ofrecerle mayor protección y justicia a las víctimas del crimen, estableciendo penas más altas y fijas para los criminales más peligrosos que aterrorizan a nuestras familias”, dijo el gobernador durante el acto de firma del documento.

Fortuño explicó que el nuevo código penal es resultado de más de 3 años de trabajo de la Comisión Conjunta Permanente de la Asamblea Legislativa para la Revisión Continua del Código Penal y para la Reforma de las Leyes Penales Especiales.

La citada comisión llevó a cabo treinta audiencias públicas con la participación de representantes de distintos sectores de la sociedad puertorriqueña.

El estatuto incluye como asesinato en primer grado toda muerte causada al disparar un arma de fuego desde un vehículo de motor o en un lugar público o abierto al público.

Además, crea un nuevo delito que tipifica disparar un arma de fuego poniendo en riesgo la seguridad u orden público, aunque no se cause la muerte de otro ser humano.

En este caso la pena será de 20 años para toda persona que, poniendo en riesgo la seguridad u orden público, dispare un arma de fuego desde un vehículo de motor, ya sea terrestre o acuático.

La legislación aprobada crea un nuevo artículo que castiga con una pena de 3 años fijos a toda persona que manipule o cause cualquier daño al sistema de supervisión electrónica (grillete) que se le haya impuesto.

En cuanto a las penas establecidas para los delitos cometidos por agentes del orden público, todas fueron aumentadas a un término fijo de 3 años de reclusión, en vez de la actual pena de cárcel de entre 6 meses y 3 años.

Con el nuevo código penal, las autoridades podrán retirar inmediatamente la licencia de conducir a una persona que cause la muerte de otra al conducir un vehículo de motor bajo los efectos de bebidas alcohólicas.

La ley crea un nuevo delito que castiga el engaño de menores a través de internet o medios electrónicos con una pena fija de 8 años.

Se fortalece además la lucha contra la corrupción estableciendo que un funcionario público que cometa un delito en el desempeño de la función pública podrá ser destituido inmediatamente.

Fortuño resaltó que el próximo paso en la lucha por una sociedad de ley y orden llegará el 19 de agosto, con la celebración de una consulta popular sobre las enmiendas al derecho de la fianza en ciertos casos de asesinatos.

El jefe del Ejecutivo dijo que no descansará hasta asegurar que oficiales de orden público, investigadores, policías y fiscales cuenten con todas las herramientas necesarias para hacer su trabajo.

“Sé que con este nuevo código penal vamos a sacar a los criminales de las calles y asegurar que cumplan con una pena que refleje la gravedad de sus actos”, concluyó.

La aprobación del nuevo código llega después de que 2011 terminará como el año más violento de Puerto Rico con más de mil personas asesinadas.