Apelan cambio sobre bodas gay

Activistas que se oponen al matrimonio de personas del mismo sexo apelaron ante la Suprema Corte el fallo de la corte de apelaciones del noveno circuito que decidió que la proposición 8 era inconstitucional
Apelan cambio sobre bodas gay
Este es el segundo golpe que reciben las parejas gay en California en menos de una semana con respecto a su derecho a casarse.
Foto: Archivo

Grupos que se oponen al matrimonio de parejas del mismo sexo en California, apelaron ayer ante la Suprema Corte de los Estados Unidos el fallo de la corte de apelaciones del noveno circuito que en febrero decidió que la proposición 8, que prohibía el matrimonio homosexual, era inconstitucional.

Protect Marriage, el grupo conservador político que realiza esfuerzos para que se prohiba el matrimonio gay, encabezó la solicitud anunciada ayer.

“La proposición 8 simplemente continúa lo que cada sociedad ha sabido y practicado: los niños y sociedad están mejor cuando se mantiene el matrimonio tradicional”, dijo Andy Pugno, abogado general de la proposición 8.

En la petición entregada a la corte, estos grupos aclaran que “nuestra Constitución no obliga a aceptar la definición tradicional del matrimonio pero tampoco lo condena. En lugar de eso, deja el concepto del matrimonio en las manos de la gente para ser resuelta a través del proceso democrático de cada estado”.

Pugno expuso que tienen grandes esperanzas de que la Corte reafirme una vez más al matrimonio tradicional.

Pero los abogados de la American Foundation for Equal Rights (AFER), la organización con base en Los Ángeles que ha estado al frente de la batalla legal para eliminar la proposición 8, dijeron que “están listos para defender sus victorias”.

“Dos cortes federales y la mayoría de los estadounidenses están de acuerdo en que leyes discriminatorias como la proposition 8 no tienen lugar en los Estados Unidos hoy en día,” dijoAdam Umhoefer, director ejecutivo de AFER.

Este es ya el segundo golpe que reciben las parejas gay en California en menos de una semana, ya que hace un par de días, se anunció el nombramiento del nuevo arzobispo de la arquidiócesis de San Francisco, Salvatore Cordileone, quien es conocido como el “arquitecto” de la proposición 8.

De acuerdo con los defensores de los derechos de las personas LGBT, Cordileone ha jugado un papel central en la campañas de Protect Marriage y de otras organizaciones católicas en California que han financiado tal proposición.

“El arzobispo Cordileone ha demostrado ser un activista anti-gay que promueve la discriminación en contra de la gente LGBT” dijo Chad Griffin, presidente de Human Rights Campaign (HRC), organización que promueve la igualdad de derechos para las personas LGBT.

Griffin, se manifestó optimista ante la posible revisión de la Suprema Corte. “Aun si esta decide revisar la decisión del Noveno Circuito, estoy seguro de que llegarán a la misma conclusión que los jueces que ya han escuchado suficiente de este caso. Simplemente la proposición 8 no puede permanecer”, dijo.

“Luego de haber perdido ya en dos cortes federales y desperdiciar millones de dólares, los promotores de la proposición 8 insisten en su esfuerzo de lastimar a las familias de California”, agregó.

De acuerdo con el Williams Institute de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA), alrededor de 100 mil parejas del mismo sexo viven en California y cerca de un cuarto de ellas esperan poder casarse.

La procuradora de California Kamala Harris por su parte expresó, “estoy deseando ver el día cuando esas familias tengan la protección y la equidad que ellos se merecen”.

Se espera que la Corte Suprema de los Estados Unidos decida a fines de septiembre si escuchará o no los argumentos en la constitucionalidad de dicha medida.

Araceli Martínez contribuyó con esta historia.