Breves de Los Ángeles y California

Un agente de la policía de Los Ángeles se declaró culpable de robar cientos de dólares en efectivo y bienes de un hotel de lujo donde trabajaba por las noches como guardia de seguridad.

La oficina del distrito fiscal del Condado Orange afirma que Jeffrey Quinton, de 47 años, fue condenado ayer a 120 días en la cárcel y a tres años de libertad condicional. Al residente de Anaheim Hills también se le ordenó pagar daños y perjuicios a Surf and Sand Resort en Laguna Beach. Los fiscales afirman que Quinton robó 960 dólares en dinero en efectivo en octubre al cambiar un registro en el sistema en línea de artículos extraviados del hotel. En otra oportunidad, cubrió una cámara de vigilancia mientras tomaba 680 dólares de una caja de seguridad. También robó 290 dólares en ropa de cama de una sala de depósito bajo llave. Se declaró culpable de los cargos por hurto mayor y robo comercial.

Los bomberos lucharon contra varios incendios que ardían ayer en California, incluyendo un incendio de 800 acres que obligó la evacuación de un campamento en la Sierra Nevada. Unos 260 bomberos lucharon para controlar el fuego de Peak Fire que comenzó el sábado cerca de Lake Davis en el Bosque Nacional Plumas.

Las llamas obligaron la evacuación del campamento Conklin Park Campground y se pudo contener un 30%. No hubo estructuras bajo amenaza. Más de 500 bomberos lucharon contra un incendio de 300 acres en Bodfish Canyon en el Bosque Nacional Sequoia al este de Bakersfield, informaron las autoridades de bomberos. El fuego amenazó unas 50 estructuras y se pudo contener un 25%.

En el Norte de California, las cuadrillas de bomberos se encontraban cerca de contener un incendio de 385 acres en el Área de Recreación Cow Mountain, cerca de Ukiah en el Condado Mendocino. Se esperaba que el incendio fuera contenido en su totalidad para el lunes de noche, según Daniel Berlant, portavoz del Departamento de Bomberos y Protección Forestal de California.

El incendio comenzó el domingo por la tarde en un bosque remoto a unas 10 millas al este de Ukiah. Durante el fin de semana puso bajo amenaza a unas 20 viviendas y unas pocas torres de comunicación, y obligó el cierre de un área de recreación. Más de 500 bomberos y 44 camiones de bomberos fueron enviados para luchar contra el incendio.