Juan Diego cumple una década como Santo

El cardenal Norberto Rivera Carrera celebró el décimo aniversario de la canonización del santo indígena
Juan Diego cumple una década como Santo
San Juan Diego se ha convertido en "modelo de santidad para el mundo entero".
Foto: Archivo

México.- El cardenal Norberto Rivera Carrera celebró el décimo aniversario de la canonización de San Juan Diego y aseguró que crece la figura del santo indígena que se ha convertido en “modelo de santidad para el mundo entero”.

Al presidir una misa especial en la Basílica de Guadalupe, el arzobispo Primado de México recordó cuando en 1992 el entonces papa Juan Pablo II estuvo en México, y sin importar las dificultades, los problemas de salud, el largo y fatigoso viaje visitó el Tepeyac para canonizar a San Juan Diego.

“Un hombre santo venía a canonizar a otro hombre santo, un hombre lleno de Dios venía a colocar en los altares a un hombre que ya estaba en Dios, un hombre movido por el amor venía a canonizar a un hombre que vivía en el amor, un hombre consagrado venía a canonizar al primer laico indígena del Continente Americano”, sostuvo.

En la víspera del Año de la Fe, convocado por Benedicto XVI del 11 de octubre de 2012 al 24 de noviembre de 2013, Rivera Carrera refirió que “se enmarca en la crisis generalizada que afecta a la sociedad, que incluye también a la fe”.

Fue una ceremonia colorida por la presencia de diferentes grupos indígenas, que vistiendo sus trajes típicos llegaron hasta el santuario guadalupano para hacer presente el sonido del caracol y los cascabeles.

Al finalizar el acto religioso Rivera Carrera inauguró una exposición sobre la vida de San Juan Diego, instalada al interior del santuario, en la que se hace un recuento del acontecimiento Guadalupano y el proceso de canonización del santo indígena.

Posteriormente, visitó la ermita donde descansan los restos de San Juan Diego acompañado por el obispo de la I Vicaría Episcopal, Armando Colín Cruz, y de la VII Vicaria, Jesús Antonio Lerma, el rector de la Basílica de Guadalupe, Enrique Glennie, y los miembros del cabildo guadalupano.

En esta parroquia continuaron las bendiciones y oraciones de los fieles para obtener las indulgencias parcial y plenaria que otorgó el año pasado Rivera Carrera, a quienes visiten devotamente la ermita donde descansan los restos mortales de Juan Diego.