Información para evitar el fraude

VS

Última parte de una serie

Los sectores que abogan por los derechos de los “dreamers” han estado realizando foros para enfatizar que todavía no se sabe cuál será el proceso para solicitar este beneficio y advertir contra el fraude de quienes ofrezcan realizar un trámite que aún no existe.

“Ha habido mucho fraude, mucha pregunta, mucha inquietud. Tienen que estar alerta”, dijo Reyna Montoya, vicepresidenta de la Coalición de Arizona por El Dream Act (ADAC). “Somos una población vulnerable, especialmente los que no han estado en el movimiento. Vemos que hay anuncios en los periódicos donde están diciendo que van a dar descuentos”, dijo Dulce Matuz, una joven activista de ADAC.

Cynthia Moreno, de 18 años es una joven sin papeles que no ha participado en los movimientos estudiantiles y se siente hambrienta de información.

“Me acabo de graduar y no sabía qué hacer. Quiero ir a la universidad pero es muy caro para nosotros, que no tenemos papeles”, dijo la joven.

De poder obtener la acción diferida, Moreno podría pagar una matrícula escolar más económica en el estado de Arizona, que actualmente impone costos de no residentes estatales a los estudiantes sin papeles.

La madre de Moreno ya está buscando su diploma del jardín de infantes y sus fotos de la escuela para comprobar todos los años que la joven ha estado viviendo en el país. Mientras tanto Moreno ahorra el dinero que gana como niñera y vendiendo productos de belleza para solventar los posibles costos de una solicitud.

“Me da un poquito de miedo si están pidiendo muchos requisitos. Qué tal si yo no tengo un requisito de esos y no me vayan a aceptar”, expresó.

Juan C. dijo que está contento con las posibilidades por delante pero se entristece seguido pensando en su padre, que fue deportado hace cuatro meses, después que la policía lo detuvo por exceso de velocidad manejando de camino a una tienda. Esa fue una de las razones por las que dejó de ir a la secundaria, pero asegura que reanudará sus estudios en agosto.

La decisión de la Corte Suprema que ratificar una cláusula de la ley SB 1070 que obliga a la policía a verificar el estatus migratorio de una persona detenida hace que la acción diferida en Arizona sea un respiro para muchos.

Para Juan C. el futuro es incierto, incluso si consigue el beneficio de los “dreamers”.

“Al principio pensaba no, no quiero papeles. Y llegué a pensar que todo era una trampa”, agregó. “Me dan papeles a mí. ¿Y a mis padres qué?”