Boricua que ilusiona

Culson responde; Saladino falla, y Mauro está en la pelea
Boricua que ilusiona
Javier Culson (der.), dos veces subcampeón mundial en los 400 mts. vallas, avanzó ayer a semifinales.
Foto: EFE

LONDRES (EFE).- El puertorriqueño Javier Culson cumplió en la primera ronda de los 400 metros vallas en Londres, cuya competición de atletismo arrancó ayer con el fiasco del panameño Irvin Saladino, quien no defenderá el oro de Beijing, y el sexto puesto ilusionante del argentino Germán Lauro en el lanzamiento de peso.

Culson, subcampeón mundial en Berlín ’09 y Daegu ’11, demostró que es claro candidato al oro en esta cita olímpica con una primera ronda en la que tuvo una actuación muy autoritaria, al ganar su serie con un registro de 48″ 48/100, el mejor de todos.

El caribeño se mantuvo entre los primeros hasta los 300 metros cuando aceleró para dejar atrás al estadounidense Kerron Clement (48″ 33/100) y al cubano Omar Cisneros (48″ 63/100), que también se clasificaron a semifinales, ambos con su mejor tiempo del año.

Considerado como la principal esperanza de Puerto Rico de conquistar la primera medalla de oro en Juegos Olímpicos en la historia, Culson llegó a Londres con cuatro de los cinco mejores registros de la temporada y ayer se vio relajado en su debut en la primera jornada del atletismo.

Además, Latinoamerica situó en semifinales a otros tres corredores, encabezados por el dominicano Félix Sánchez, monarca olímpico de Atenas 2004, quien ganó su serie con 49″ 29/100 segundos, a pesar de haber reducido la velocidad 15 metros antes de la meta para no malgastar fuerzas.

Ganó con 49″ 24/100, seguido del británico Jack Gree (49″ 49/100) y el senegalés Mamadou Hanne (49″ 63/100).

El cubano Amaurys Valles ganó su serie con el mejor tiempo de su vida, 49″ 19/100, y entró entre los 16 mejores.

Las semifinales de los 400 metros con vallas se correrán hoy, y la final el lunes.

Irving Saladino, campeón en Beijing, volvió a toparse con tres nulos en la clasificación de longitud, como le ocurrió en los Mundiales de Berlín ’09. Toda una pérdida para esta prueba.

El “canguro” panameño está obligado desde este mismo momento a pensar en recuperar el trono olímpico en Río 2016. La final, obviamente, estaba a su alcance y el oro también.

En ella estará el brasileño Mauro Vinicius da Silva, que se marchó hasta los 8.11, un centímetro más de lo solicitado, ya que el mexicano Luis Rivera se quedó con 7.42.

El argentino Germán Lauro cuajó una final ilusionante en el lanzamiento de peso. Primero, por la mañana, clasificó para la final con nuevo récord nacional (20.75), y por la tarde, en la lucha por las medallas, volvió a rebajar su tope dos veces hasta 20.84 para acabar en una histórica sexta plaza.

Lauro, de 28 años, superada la primera barrera, se lanzó en pos de la historia en la gran final, en la que el polaco Tomasz Majewski revalidó su título olímpico con un lanzamiento de 21.89 metros que le otorgó un estrecho margen de tres centímetros sobre el campeón del mundo, el alemán David Storl.

Estados Unidos, con los tres únicos atletas que este año han superado los 22 metros, tuvo que conformarse con el bronce de Reese Hoffa (21.23).

La colombiana Caterine Ibargüen, medallista en los Mundiales de Daegu, se metió en la final de triple salto al llegar a los 14.42 en su segundo intento de la previa, con lo que superaba el registro exigido.