Breves de Los Ángeles y California

Guía de Regalos

Un incendio de tres-alarmas rompió a través de un edificio de apartamentos en Anaheim y los bomberos trabajaron para detener la propagación a otras casas en la zona residencial.

Según informes el fuego estalló en el complejo Savanna Apartment, causando el cierre de calles aledañas. El fuego causo también que ocho apartamentos se quemaran.

Las autoridades evacuaron los edificios circundantes. Imágenes de televisión mostraron las llamas y la destrucción causada por el incendio.

El jefe de policía de la Universidad de California, Davis, desestimó la recomendación del panel de asuntos internos y despidió a un teniente que aplicó aerosol con pimienta a los manifestantes en un incidente que desató protestas después de que fuera grabado y publicado en Internet.

El periódico Sacramento Bee informó que los investigadores concluyeron que el teniente John Pike actuó de forma razonable durante la manifestación que se llevó a cabo en el recinto universitario el 18 de noviembre y que se le debería aplicar un descenso de su cargo o una suspensión en el peor de los casos.

Pero el jefe de policía Matthew Carmichael rechazó estas conclusiones y el 27 de abril le escribió a Pike que pensaba despedirlo, lo que hizo esta semana.

Defensores del medio ambiente y de los consumidores presionaron a los reguladores de California para que inicien una investigación sobre los costos desmesurados asociados a la planta nuclear de San Onofre.

El asunto es quién va a pagar una factura que hasta el momento ha alcanzado los 165 millones de dólares en reparaciones, inspecciones y energía de reemplazo.

La planta que cuenta con dos bóvedas gemelas, situada entre San Diego y Los Ángeles, no ha producido electricidad desde enero.

La Comisión de Servicios Públicos pospuso por segunda vez la votación de una orden que le exige a los propietarios de Southern California Edison y San Diego Gas & Electric a divulgar el posible impacto económico.

Las tres principales atuneras estadounidenses acordaron ayer pagar una compensación con tres millones 300 mil dólares por engañar al público al llenar sus latas con menos producto drenado del que indicaban sus etiquetas.

La procuradora de distrito en San Diego, Bonnie Dumanis, señaló que las compañías Bumble Bee, Chicken of the Sea y Starkist acordaron pagar por incumplimiento a normas federales.

Las normas establecen que cada lata de atún que se venda al público deberá tener una cantidad del pesy otra de ingredientes adicionales, como caldillo vegetal y aceite o agua.