Duro golpe al cártel de Sinaloa

Policía española y FBI capturan a varios miembros de presuntos narcos
Duro golpe al cártel de Sinaloa
Los detenidos desde la izquierda son: Jesús Gutiérrez Guzmán -primo hermano del 'El Chapo'-, Samuel Zazueta Valenzuela, Rafael Humberto Celaya Valenzuela y Jesús Gonzalo Palazuelos Soto.
Foto: EFE

Madrid/EFE – La Policía española, en colaboración con el FBI de Estados Unidos, ha frustrado el “primer intento serio” del líder del cártel mexicano de Sinaloa, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, de afincarse en Europa usando como base España.

La operación fue abortada con la detención en Madrid de cuatro presuntos narcotraficantes miembros de ese grupo, informó hoy la Dirección General de la Policía española.

Los detenidos, de entre 37 y 52 años y nacionalidad mexicana, son Jesús Gutiérrez Guzmán -primo hermano del “El Chapo”-, Rafael Humberto Celaya Valenzuela, Samuel Zazueta Valenzuela y Jesús Gonzalo Palazuelos Soto, que fueron arrestados en las inmediaciones de los hoteles madrileños en los que se hospedaban.

Los responsables policiales de la investigación precisaron que, hace ocho días se interceptó en el puerto de Algeciras (Cádiz, sur de España) un contenedor que transportaba 373 kilos de cocaína de “gran pureza”, alrededor del 80 por ciento, que partió de un puerto de Brasil para su distribución en diferentes puntos de Europa.

El cártel había elegido España como plataforma de lanzamiento de su operativa en Europa y pretendían utilizarlo como puerta de entrada de estupefacientes.

Tras interceptar el contenedor, los agentes esperaron la llegada de los detenidos, que tenían la intención de establecer contactos de distribución, señalaron los investigadores.

La “operación Dark Waters” comenzó en mayo de 2009 por parte del Federal Bureau of Investigation (FBI) de Boston (Massachussets, EEUU) en torno a las actividades ilícitas del cártel de Sinaloa, considerado como la mayor organización criminal a nivel mundial.

En octubre de 2010, los agentes del FBI y de la Brigada Central de Crimen Organizado de la Policía Nacional española acordaron las líneas estratégicas operativas en las que se iba a basar la investigación, que comunicaron a la Fiscalía Antidroga y al juzgado correspondiente.

Los agentes estadounidenses averiguaron que los miembros del cártel habían planificado viajar a España, lo que hicieron en marzo de 2011, fecha en la que la policía española les detectó en Madrid, donde permanecieron con otros presuntos miembros del cártel unos cinco días, revelaron los responsables de la investigación.

Los agentes establecieron un amplio operativo para su detención, que fue “muy limpia” y pilló a los cuatro presuntos narcotraficantes “por sorpresa”.