¿Quiénes son los posibles candidatos a vicepresidente de Mitt Romney?

Los posibles candidatos a vicepresidente del republicano Mitt Romney incluyen alrededor de una docena de nombres
¿Quiénes son los posibles candidatos a vicepresidente de Mitt Romney?
Tim Pawlenty está en el grupo de posibles candidatos a la vicepresidencia que Romney puede anunciar.
Foto: Archivo / AP

De 44 años, senadora por Nuevo Hampshire desde 2010 y fiscal general de ese estado entre 2004 y 2009.

A su favor juega representar a un estado pequeño pero de los denominados “bisagra”, clave para ganar, y que puede ayudar a captar el voto femenino, uno de los puntos débiles de Romney. En contra tiene que no es una figura conocida a nivel nacional y su poca experiencia en campañas electorales.

De 49 años y elegido en 2009 gobernador de Nueva Jersey, un estado de tendencia demócrata.

Es una figura popular dentro del movimiento derechista Tea Party y tiene fama de conservador en política fiscal. Combativo y protagonista de varias confrontaciones con periodistas, en su contra pueden pesar sus posturas moderadas sobre asuntos como la tenencia de armas, el cambio climático y la inmigración.

De 40 años, es la gobernadora de Carolina del Sur. Respaldó a Romney en las primarias republicanas en ese estado a comienzos de año.

Es la persona más joven en la historia del país en ostentar el cargo de gobernador, lo que puede atraer a los votantes más jóvenes, y su esposo servirá como militar en Afganistán en 2013. No obstante, su juventud puede ser una desventaja frente a otros candidatos más veteranos y con más experiencia.

De 41 años y gobernador de Luisiana. En 2009 se convirtió en el primer gobernador de origen indio en la historia del país. Es conservador en temas sociales y en 2008 sonó como posible vicepresidente de John McCain.

Ha sido una de las voces más críticas con la reforma sanitaria del presidente Barack Obama, aunque juega en su contra su cuestionada gestión del peor vertido de petróleo en Estados Unidos, ocurrido ante las costas de Luisiana en 2010.

De 53 años, hizo historia en 2011 al convertirse en la primera mujer hispana en jurar como gobernadora.

Desde entonces está al frente del estado de Nuevo México y tanto su condición de mujer como su origen hispano podrían hacer mejorar la imagen de Romney entre ambos grupos, que apoyan mayoritariamente a Obama.

De 58 años y gobernador de Virginia. Tiene a su favor el hecho de gobernar un estado que Obama arrebató en 2008 a los republicanos tras cuatro décadas de hegemonía conversadora.

Ha sido junto con Jindal uno de los más firmes detractores de la reforma sanitaria de Obama, pero generó mucha controversia cuando promulgó este año la ley que obliga a las mujeres de Virginia a hacerse una ecografía antes de abortar.

De 51 años y gobernador de Minesota entre 2003 y 2011. Estuvo entre los finalistas para ser el número dos de McCain en 2008.

Nacido en un barrio obrero, cuenta con apoyos entre la clase trabajadora blanca y es una de las caras más conocidas de la campaña republicana, ya que ha participado en varias giras y en numerosos actos electorales.

No despierta mucho entusiasmo entre los republicanos más conservadores y en particular dentro del Tea Party.

De 56 años y senador por Ohio, uno de los estados más decisivos para hacerse con la victoria en noviembre. Con probada experiencia en materia económica y conservador en materia fiscal.

Trabajó para el Gobierno de George W. Bush, lo que puede ser un arma de doble filo, y es difícil que conecte con grupos fundamentales como las mujeres y los hispanos.

De 57 años, fue secretaria de Estado en el segundo mandato de George W. Bush.

Su experiencia en el Gobierno y en política de seguridad es vista con buenos ojos por muchos republicanos, pero su apoyo al derecho al aborto no gusta a los más conservadores.

De 41 años, origen cubano y senador por Florida. Sería un buen candidato para conquistar a los votantes de ese estado, electoralmente clave, y también a los hispanos, entre los que es popular. También tiene buena retórica.

Su poca experiencia, con menos de dos años en el Senado, puede ser un problema.

De 42 años y legislador por Wisconsin. Experto en déficit federal y con buenas credenciales económicas. Ha sido uno de los más críticos con el Gobierno de Obama por el manejo de la elevada deuda pública.

No es muy conocido a nivel nacional y es un político controvertido.