Caravana de la Paz llega a Nuevo México

'Esta pelea no es sólo por los números de víctimas, es por un dolor real y el sufrimiento por tantas muertes', dice el poeta y activista mexicano
Caravana de la Paz llega a Nuevo México
Javier Sicilia, en un acto el viernes en Tres Cruces, Nuevo México.
Foto: AP

ALBUQUERQUE, Nuevo México .- En su sexto día en Estados Unidos, la Caravana de la Paz que dirige el poeta Javier Sicilia continúa en Nuevo México “sacudiendo conciencias”, según dijo el literato, en busca de una nueva estrategia binacional en la lucha contra las drogas.

Enfrentando altas temperaturas y pernoctando en albergues improvisados gracias a organizaciones pro inmigrantes, la caravana encabezada por el activista y poeta llegó ayer a Alburquerque.

En este lugar, informaron organizadores, Sicilia encabezó una reunión en donde se escucharon testimonios de víctimas de la violencia en México, en la parroquia de la Familia Sagrada.

Por la tarde, la caravana se trasladó a Santa Fe, en donde pernoctaría para tener su primer día libre hoy domingo, luego de intensas actividades y traslados, y continuará el lunes hacia El Paso, Texas.

Sicilia declaró en conversación telefónica que la caravana “continúa sacudiendo conciencias” en su recorrido por 26 ciudades, “y seguimos creciendo en el despertar de mentalidades y en sacudir corazones en este país”.

El jueves pasado, en su visita a Phoenix, Ariozona, Sicilia se reunió con el sheriff de Maricopa Joe Arpaio, a quien describió como “un adicto al racismo”, aunque lo instó a cambiar su actitud hacia los indocumentados y a que no los “trate como perros”.

“Esta es una guerra perdida (la estrategia actual contra las drogas)”, dijo Sicilia a Arpaio, quien dijo desconocer quién era el poeta, y aseguró que sólo está aplicando la ley en este país.

La caravana por la Paz con Justicia y Dignidad, con más de un centenar de participantes que viajan en dos autobuses y autos particulares , inició el pasado domingo en San Diego, ha pasado por Los Ángeles y Phoenix, y se dirige a la ciudad de Washington.

El viernes la caravana fue recibida por decenas de personas en el parque King de Las Cruces, Nuevo México. El grupo mostró gran entusiasmo mientras portaba carteles con fotos y leyendas para exigir justicia por víctimas y desaparecidos por la violencia.

“Esta pelea no es sólo por los números de víctimas, es por un dolor real y el sufrimiento por tantas muertes”, indicó Sicilia sobre las casi 70 mil muertes de “esta guerra estúpida”.