Inundación musical

Wisin y Yandel, Paulina Rubio, John Legend y Snoop Dogg deleitaron en el festival H2O

Inundación musical
Paulina Rubio cantó temas como 'Causa y efecto', 'Ni una sola palabra' y Mío'.
Foto: René Miranda / Especial para La Opinión

La cita veraniega del H20 Music Festival fue una verdadera explosión que demostró que, para gozar la música, no siempre hay que entender su idioma, sino sentirla.

Pero la presencia de artistas de géneros musicales tan opuestos como la del rapero Snoop Dogg y la banda de música norteña Intocable, dejaron ver las ventajas de los jóvenes latinos -en comparación con otros- abiertos a mezclar el inglés y el español , y a combinar también sus raíces culturales -latina y anglo- con las que se sienten tan familiarizadas.

El festival, organizado por Univision Radio, que se realizó el sábado por la tarde en el Los Ángeles State Historic Park, congregó a miles de jóvenes -en su mayoría- que corearon los temas más conocidos de algunos de sus exponentes y que otros se permitieron esa apertura para conocer otros talentos fuera del alcance de su idioma.

A las tres de la tarde el cantante de R&B, Sol Anderson tuvo la difícil tarea de abrir el festival ante una escasa audiencia que apenas iba llegando.

Pero para las casi siete de la noche -justo a la mitad del festival-, aquello era una marea de gente que, al ser anunciado Snoop Dogg en uno de los dos escenarios, le dio la bienvenida con una frenética ovación.

La cantata de la pieza Carmina Burana, sirvió de entrada al rapero que ya, desde ese momento, sin aparecer sobre la tarima, había subido el ánimo de los asistentes.

Calvin Cordozar Broadus Jr., el nombre real del cantautor, nacido en Long Beach, fue recibido entre gritos y aplausos.

Aunque Snoop Dogg recientemente cambió su género musical al reggae y su imagen es ya otra a la que nos tenía acostumbrados, los temas que interpretó fueron de rap, que son los que le dieron la fama.

Con él llegaron piezas como Drop It Like It’s Hot, Beautiful, Who I Am (What’s My Name)? y The Next Episode, entre otras, interpretadas desde su ya característico micrófono que lleva una enorme placa con su nombre.

Luego de su presentación, Snoop Dogg pasó por la zona de prensa para saludar a los reporteros, repetir algunas frases en español que le solicitaban y decir que con una de las artistas latinas que le encantaría hacer un dúo es la colombiana Shakira.

Con gran paciencia y con una brevísima respuesta, respondía a las preguntas, los saludos y desde el pequeño estrado, se inclinaba medio sentado para estar más cerca de los reporteros.

“Tengo mucho apoyo de los latinos y lo agradezco”, dijo. “Me encantan los latinos”.

El afroamericano dejó un público “encendido” que la agrupación Santa Mamba, trató de mantener en esa temperatura para cuando llegara Paulina Rubio.

“La Chica Dorada”, como también la nombran, fue igualmente ovacionada.

Entró al escenario con una imagen de auténtica rockera, con una guitarra a la que le dio unos cuantos rasguños y después dejó en el abandono.

Pau dejó complacida a la audiencia con casi una decena de sus éxitos, tales como Causa y efecto, Ni una sola palabra, Lo haré por ti, Yo no soy esa mujer y Mío, entre otros.

Con bailes muy sensuales con uno de sus músicos y brincando de un lado a otro del escenario, hasta subirse a unas bocinas para acercarse al público, Paulina Rubio se despidió con Y sigo aquí.

Paty Cantú, Intocable y Ozomatli fueron ovacionados con sus actuaciones, y sobre todo los dos últimos, dejaron al público listo en ánimo para la llegada de John Legend.

La presentación del ganador de nueve premios Grammy, fue un gran espectáculo músical, sin embargo no logró encender al público que, para entonces, ya lo que requería era de una dosis de energía.

Legend, cantante de soul y jazz, actuó acompañado de su gran orquesta e impresionantes músicos.

Pero los reggaetoneros Wisin y Yandel detonaron la última carga de energía del festival aunque, para entonces, muchos espectadores ya decidieron marcharse.

“Los vaqueros”, como los nombran, pusieron a bailar con Rakata, Mírala bien y Zun zun rompiendo caderas, por citar algunas.

“Es muy importante este tipo de festivales”, comentó Wisin antes de entrar al escenario. “Estamos muy contentos de estar aquí [en LA] y de compartir diferentes audiencias”.

Wisin y Yandel fueron los encargados de cerrar esta primera edición H20 Music Festival, una celebración al ahora reconocido movimiento del hispano 2.0.