Jueza del US Open acusada de asesinato recurre a su incapacidad física

La defensa de la árbitro Lois Goodman señaló que la mujer sufre afectaciones físicas que le habrían impedido cometer el crimen.
Jueza del US Open acusada de asesinato recurre a su incapacidad física
La árbitroLois Goodman y su abogada Allison Triessl a la izquierda.
Foto: AP Photo / Nick Ut, archivo

LOS ANGELES (AP) – Una árbitro profesional de tenis acusada de golpear a su esposo de 80 años hasta matarlo ha sufrido dos reemplazos de rodilla y un reemplazo de hombro y no podría haber llevado a cabo el asesinato, escribió su abogado en una presentación judicial.

Lois Ann Goodman también sufre de artritis reumatoide, pérdida de audición y constante dolor espinal que está controlado por un dispositivo electrónico implantado en su columna vertebral y espera otro reemplazo de hombro, dijo la abogada Alison Triessl en la presentación de ayer.

“Es físicamente imposible que ella haya hecho esto”, aseguró Triessl a AP en una entrevista telefónica ayer por la noche.

Triessl pidió al juez que reducir la fianza de Goodman de $ 1,000,000 a $100,000 o su libertad bajo vigilancia electrónica.

“La señora Goodman no es un peligro para las personas o la comunidad”, escribió Triessl en su moción.

Goodman y su esposo, Alan, tuvieron tres hijas y se acercaban a su 50 aniversario de bodas, cuando él fue encontrado muerto el 17 de abril en el condominio de ambos del barrio de Woodland Hills.

Las autoridades aceptaron brevemente la explicación de Lois Goodman de que encontró una taza de café cubierta de sangre y a su marido en la cama cuando regresó a casa.

Los fiscales señalan ahora que Goodman apaleó hasta la muerte a su marido con una taza de café rota y luego usó el mango afilado para apuñalarlo. Fue arrestada la semana pasada en Nueva York, donde serviría como juez de línea para el Abierto de EEUU esta semana, uno de los muchos torneos de alto perfil en los que había trabajado desde 1979.

Goodman no se opuso a la extradición y regresó a California el jueves. Tiene un conjunto de audiencias mañana.

Triessl escribió en la presentación de ayer que no había ninguna posibilidad de que Goodman huyera, pues no tiene un pasaporte de por vida y tiene vínculos con el Valle de San Fernando, donde nació, creció y fue a la escuela.

Señaló que Goodman colaboró cuando la policía comenzó a investigar la muerte de su marido y se sometió a tres entrevistas intensivas.