El Real recupera título

Merengues y 'Mou' se quitan losa al ganar Supercopa al Barcelona

Pepe (izq.) y Cristiano Ronaldo presumen el trofeo conquistado al derrotar al Barcelona en el Santiago Bernabéu.
Pepe (izq.) y Cristiano Ronaldo presumen el trofeo conquistado al derrotar al Barcelona en el Santiago Bernabéu.
Foto: AP

MADRID, España.- Con un vertiginoso arranque de partido, el Real Madrid apabulló al Barcelona en la primera parte y conquistó su primera Supercopa española en 5 años al ganar 2-1 gracias a los tantos del argentino Gonzalo Higuaín y Cristiano Ronaldo.

El cuadro merengue se impuso por los goles marcados como visitante, en la derrota 3-2, tras el 4-4 del marcador global.

En dos jugadas casi idénticas, los pupilos de José Mourinho marcaron.

Al 10′, Pepe envió un pelotazo largo a Higuaín que Javier Mascherano fue incapaz de controlarlo y el argentino superó al arquero Víctor Valdés.

En el 19′, Cristiano también recibió un balón a profundidad, ahora de Sami Khedira, y con gran control de tacón que convirtió en un globo, superó a Gerard Piqué y tiró fuerte y abajo para el 2-0.

Así el luso igualó el récord de Iván Zamorano, tras marcar en su quinto Clásico en fila.

Parecía que la noche (tarde en Los Ángeles) iba a ser larga para el club catalán, pues al 28′, Adriano se fue al vestidor al frenar a CR7 cuando se iba solo frente al arco de Valdés.

Esta fue la expulsión más rápida de un jugador del Barcelona en toda la historia de los Clásicos.

Mourinho, quien lleva 2 años y medio quejándose de que contra el Barsa siempre juega en inferioridad numérica, se encontró por primera vez con un hombre de más.

Pero Lionel Messi descontó de tiro libre al 45′ y le dio vida a su equipo.

Con este tanto, el argentino llegó a 15 goles en 21 duelos contra los merengues, superando a César (14) como jugador del Barcelona con más anotaciones en toda la historia de los clásicos.

En el segundo tiempo, el conjunto culé mejoró y ambos desperdiciaron oportunidades claras de gol, convirtiendo en figuras a los arqueros Valdés e Iker Casillas.

En el último cuarto de hora, Tito Vilanova decidió dar entrada a su último fichaje, el camerunés Alexander Song, y el Barsa se mostró mucho más dominador, pero no pudo marcar el segundo tanto que le hubiera dado el trofeo, que finalmente se quedó en Madrid.

En los minutos finales, Mourinho dio entrada también al último fichaje blanco, el centrocampista croata Lukas Modric.

Con la victoria, el Madrid llegó a 88 triunfos por 87 del Barsa, y amplió su racha a 15 juegos sin perder con arbitraje de Mateu Lahoz (14 victorias y un empate).

Además, los merengues pusieron fin a una racha de 7 Clásicos seguidos sin ganar en casa, quedando como la peor serie local en toda la historia contra los catalanes.