Los Gallos ya no despiertan

Querétaro vive una de las peores crisis; esta vez cae en su casa ante los Potros

QUERÉTARO, México (NTX).- Atlante agudizó la crisis que vive Querétaro y de paso le dio la bienvenida a la nueva directiva de Gallos Blancos, que encabeza Adolfo Ríos, equipo al que derrotó 1-0, en duelo de la fecha siete del Torneo Apertura 2012 de la Liga MX, disputado en el Estadio La Corregidora.

La única anotación del encuentro fue obra del chileno Esteban Paredes al 17′.

Con este resultado, Potros de Hierro llegó a 12 unidades en tanto que los blanquiazules se quedaron con uno para ocupar sótano de la tabla general y de la tabla de porcentajes.

De haber sido contundente, el cuadro visitante bien pudo haber salido con una victoria mucho más clara para evitar un cierre complicado como el que tuvieron.

Todo indicaba que los de casa podrían aspirar a su primera victoria en este encuentro en el que apenas a los tres minutos estuvieron cerca de irse al frente en el marcador con un gran disparo de Diego Vera que reventó el travesaño.

Esta solo fue una acción aislada pues los azulgranas comenzaron a tener el balón y a adueñarse de la cancha para así terminar con el cero en la pizarra.

Todo se originó en los pies del paraguayo Osvaldo Martínez, quien adelante del medio campo filtró un balón para Esteban Paredes.

El chileno controló la pelota y aprovechó un rebote para definir con disparo potente.

Cuatro minutos después, el argentino Christian Maidana tuvo la segunda anotación, sin embargo, ante la salida de Juan Castillo, levantó demasiado el esférico que terminó estrellándose en el travesaño.

La necesidad y desesperación de Gallos Blancos por ir al frente le ofreció muchos espacios a los dirigidos por el argentino Ricardo La Volpe, quienes tuvieron ocasiones para conseguir la segunda anotación.

Maidana tuvo dos muy claras, en la primera mandó su disparo por encima e instantes después, mano a mano con Castillo, sacó un remate que se fue a un costado.

El arbitraje del encuentro estuvo a cargo de Erim Ramírez, quien tuvo una labor aceptable repartiendo tarjetas preventivas a los dos equipos.