Bell pide a exjefe policial regrese dinero

Se exige que el exjefe de la policía pague también una porción de los $20 millones en pérdidas para la ciudad

Bell pide a exjefe policial regrese dinero
La ciudad le exige al exjefe de policía de Bell, Randy Adams, que devuelva el salario anual porque no era válido.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion

La ciudad de Bell, harta de la extorsión de funcionarios corruptos, ha decidido defenderse de uno de ellos, su exjefe de policía Randy Adams, al responder a este con una contrademanda en la que la ciudad estipula que el contrato laboral de Adams no era válido, y exigir a este que regrese a Bell su salario anual de $457,000.

“El Concejo no había aprobado su contrato laboral. Solo había sido aprobado por el administrador; pero sin la autorización del Concejo el contrato no era valido. El tenía que estar consciente de eso”, confirmó Ana María Quintana, concejal de la ciudad de Bell, quien se mostró optimista con el posible resultado de este litigio.

Además, en la contrademanda, interpuesta el martes, se exige que el ex jefe de la policía pague también una porción de los $20 millones en pérdidas para la ciudad a causa de la persecución de ocho funcionarios por actos de corrupción.

“Nos está ofreciendo la oportunidad de contrademandarlo, porque un oficial de su rango tenía la obligación de reportar los abusos que estaban ocurriendo en nuestra ciudad”, subrayó la concejal y señaló que la demanda incluye pruebas contundentes en contra de Adams.

“Existen correos electrónicos donde él mismo esta negociando defraudar no solo a la ciudad, sino también al sistema de compensación de los trabajadores”, añade.

Fue el 2 de agosto cuando Bell recibió oficialmente la demanda de Adams en la que este exigía a la ciudad el pago de sus beneficios. Entonces, de acuerdo con Quintana, esta demanda les dio la oportunidad de responder y exigir lo que piden ahora , ya que de esta manera la ciudad no tendrá que gastar “fondos de los que carece la ciudad” al interponer una demanda por su cuenta.

“Si no lo hicimos antes es porque demandar cuesta, y la ciudad tiene otras prioridades en este momento, como pagar una deuda al estado por $482,000 del departamento de parques y recreación”, compartió la funcionaria de Bell.

Por su parte el alcalde de esta ciudad de 35,000 habitantes, en su mayoría hispanos y de clase trabajadora, expresó que, “el Concejo de la ciudad protegerá a la comunidad, los contribuidores de impuestos, de esta y cualquier otro reclamo que busque saquear nuestros valiosos recursos”, afirmó Ali Saleh.

Adams había sido contratado por el entonces administrador de la ciudad de Bell, Robert Rizzo, quien recibió cargos criminales por corrupción, junto con otros siete ex funcionarios de esta ciudad. Sin embargo, el fiscal del distrito no presentó los mismos cargos contra Adams.

La abogada de Adams en esta demanda, Sana Swe, no estuvo disponible para comentar a La Opinión con respecto a la situación de su cliente.

Pero declaró al LA Times que “la ciudad le entregó una placa, un uniforme y una pistola. ¿Qué esperaban, que trabajara gratis? “, dijo respecto a que su cliente regrese su salario a la ciudad de Bell.

Pero para Violeta Alvarez, vicealcaldesa y residente de esta ciudad, la situación ahora esta más que clara, “Randy Adams no recibirá un centavo más de Bell y de sus residentes. Es tiempo de que él pague a la ciudad”.