Los latinos brillaron en Charlotte

La Convención Demócrata atrajo a políticos, activistas y estrellas de origen hispano, aunque poco se discutió el tema de una reforma migratoria.
Sigue a La Opinión en Facebook
Los latinos brillaron en Charlotte
El Secretario del Interior de EE.UU., Ken Salazar, se dirigió a un caucus hispano esta semana en Charlotte.
Foto: David Goldman / AP

Charlotte (EEUU), 6 de Septiembre – Los hispanos han sido más protagonistas que nunca en la convención demócrata que culminó ayer, en una señal de la necesidad de la campaña de Barack Obama de atraer a más latinos a las urnas en las elecciones de noviembre.

Sin embargo, y contra los pronósticos de muchos hispanos que pasaron esta semana por la convención en Charlotte (Carolina del Norte), Obama no mencionó en su discurso la reforma migratoria, una promesa de su campaña de 2008 que aún está pendiente.

En la convención hablaron desde estrellas emergentes del partido como Julián Castro, alcalde de San Antonio, a ciudadanos anónimos como Johanny Adames, una estudiante que era indocumentada hasta que el año pasado por fin consiguió la ciudadanía.

Fue una cita de primeras veces- Castro fue el primer orador hispano en una apertura de convención en la historia, el alcalde de Los Ángeles (California), Antonio Villaraigosa, fue el primer presidente latino de una convención, y la inmigrante Benita Veliz se convirtió en la primera indocumentada en hablar en un acto así.

También se escuchó más español que nunca, desde el “sí se puede” de 2008 que pronunciaron desde la actriz Eva Longoria a la periodista Cristina Saralegui, hasta el refrán “dime con quién andas y te diré quién eres”, citado por la congresista Nydia Velázquez y el secretario del Interior de EE.UU., Ken Salazar.

La propia primera dama, Michelle Obama, se atrevió a decir “sí se puede” en una visita al caucus (asamblea popular) hispano el martes.

Diecinueve de los 75 puestos oficiales de la convención fueron para hispanos, que hace apenas una década no ocupaban ninguno. Entre ellos estuvieron los congresistas Charles Gonzalez, Luis Gutiérrez y Xavier Becerra, y el representante de Puerto Rico Pedro Pierluisi.

El tema de portada entre ellos fue el “Dream Act”, un proyecto de ley impulsado sin éxito por Obama en 2010 que permitiría el acceso a la ciudadanía a ciertos estudiantes indocumentados, y que mencionó incluso el vicepresidente Joe Biden.

“Esos jóvenes no eligieron estar aquí, han elegido portarse bien con Estados Unidos y es hora de que elijamos portarnos bien con ellos”, indicó Biden.

Obama, por su parte, recordó que muchos indocumentados “ya no serán expulsados del único país que han amado”, después de que aprobara recientemente una orden ejecutiva que suspendía las deportaciones de algunos de ellos.

Ese clima previo hacía prever que el mandatario se comprometería en su discurso a impulsar una reforma migratoria, un punto incluido en la plataforma ideológica que el partido aprobó el martes.

Delegados como Katherine Mejia Alexander esperaban con impaciencia esa mención, que no llegó. “Es necesario que el presidente aclare a la nación, y en especial a los miembros de nuestra comunidad, las razones de no haber cumplido su promesa migratoria”, dijo hoy a EFE.

La ausencia de ese tema en el discurso principal resta algo de impacto al despliegue hispano desarrollado en la convención, que se ha esmerado en fomentar la presencia latina en las urnas el 6 de noviembre.

Obama goza de alrededor del 65 % de apoyo de los hispanos, pero otro 14 por ciento sigue indeciso, según una reciente encuesta de la firma Zogby.

En estados clave con presencia hispana como Colorado, Nevada y Florida, la campaña necesita movilizar a ese grupo de población si quiere igualar la cifra de latinos que votaron por él en 2008, que con 10.2 millones fue la más alta de la historia.

Muchos de los casi 800 delegados hispanos que estuvieron esta semana en Charlotte seguirán haciendo esfuerzos para que así sea, como es el caso de Elena McCullough, de origen puertorriqueño.

“Obama es como un hispano, comparte nuestros valores, y ha abierto el camino para que haya un presidente hispano en EE.UU.”, aseguró hoy a Efe la delegada por Florida, que asegura sentirse “parte de la campaña” y ve un “enorme entusiasmo” entre los hispanos.