Obama declara tres días de duelo por atentados de 11-S

El Presidente invita a los ciudadanos de todo el mundo a que se sumen a estas actividades en memoria de las cerca de 3,000 víctimas de los ataques
Obama declara tres días de duelo por atentados de 11-S
Obama pidió no olvidar jamás a las víctimas de aquellos atentados, que pusieron a EE.UU. ante “sus más oscuros días”.
Foto: Archivo/AFP / Beth A. KEISER

Washington – El presidente estadounidense, Barack Obama, declaró desde hoy y hasta el domingo tres “días nacionales de rezo y recuerdo” por las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, Washington y Pennsylvania.

“Pido al pueblo estadounidense que honre y recuerde a las víctimas del 11 de septiembre de 2001 y a sus seres queridos a través de la oración, la contemplación, servicios religiosos en su memoria, visitando monumentos, haciendo sonar campanas, vigilias con velas u otras ceremonias”, indicó en un comunicado el presidente.

Obama invita a los ciudadanos de todo el mundo a que se sumen a estas actividades en memoria de las cerca de 3,000 víctimas de los ataques hace casi 11 años con aviones de pasajeros contra las Torres Gemelas de Nueva York, el Pentágono en Washington y por la muerte de los pasajeros del vuelo 93 de United en Pensilvania.

“Los que nos atacaron querían privar a nuestra nación de los ideales que defendemos, pero tras la tragedia, el pueblo estadounidense mantuvo vivas las virtudes y los valores que nos convierten en quiénes somos y quienes debemos ser siempre”, indica la nota del mandatario.

Obama pidió no olvidar jamás a las víctimas de aquellos atentados, que pusieron a EE.UU. ante “sus más oscuros días”.

Los ataques fueron ejecutados por terroristas de Al Qaeda e ideados por Osama bin Laden, quien fue abatido en mayo del año pasado en una operación de las fuerzas especiales estadounidenses en Pakistán.

“Al marcar estos días de solemnidad, pagamos un tributo a los hombres y mujeres que hicieron el gran sacrificio en tierras lejanas, a los héroes que murieron en cumplimiento del deber aquí, en casa, y por todos aquellos que mantuvieron la fe en los principios de servicio y sacrificio que siempre serán la fuente de la fuerza de EE.UU.”, afirmó Obama.