Zetas estarían detrás de fuga masiva de reos

Se cree que algunos presos fueron llevados por la fuerza para luchar en el exterior
Zetas estarían detrás de fuga masiva de reos
Agentes federales resguardaban el lunes el exterior del penal de Piedras Negras, situado en el estado mexicano de Coahuila.
Foto: EFE

PIEDRAS NEGRAS, México.- Autoridades estatales localizaron a tres de 129 reos que fueron declarados como fugados de una prisión del norte de México en un hecho que en principio se atribuye a un plan del cártel de las drogas de Los Zetas para reclutar y aumentar sus filas.

El secretario de Seguridad Pública del estado norteño de Coahuila, Jorge Luis Morán, dijo a la cadena Televisa que tres mujeres, incluidas en la lista de evadidos, fueron localizadas escondidas en el área de visita conyugal de la prisión de Piedras Negras. “Estaban escondidas con el ánimo tal vez de buscar alguna forma de evadirse”, dijo el funcionario estatal.

Añadió que las mujeres fueron localizadas la madrugada de ayer luego de una revisión que las autoridades realizaron en distintos espacios de la prisión.

Horas después, en una entrevista en Radio Fórmula, el mismo secretario dijo que la autoridad estatal estima que la fuga fue planeada por Los Zetas, un cártel de las drogas que en Coahuila ha mantenido una lucha contra sus rivales del cártel de Sinaloa, ahora aliado con el debilitado cártel del Golfo.

“Presumimos son los que organizaron” la evasión, dijo Morán.

Señaló que se investiga la posibilidad de que algunos de los presos fugados hayan sido llevados “por la fuerza” en un intento de “aumentar las filas (del cártel) para los combates que tienen en el exterior”.

Morán añadió que también ven la fuga como un intento de Los Zetas por dañar la imagen de las autoridades en su combate contra los cárteles de las drogas.

Los presos, 86 de ellos sentenciados o en proceso por delitos federales, escaparon el lunes por un túnel de siete metros de largo y luego cortaron una malla metálica para salir de las instalaciones del penal.

Morán refirió que el lunes sicarios atacaron con granadas y armas largas a un grupo policial que iba desde la capital del estado hacia Piedras Negras para apoyar en la búsqueda de los reos.

Dijo que cuatro de los pistoleros fueron abatidos y se cree que fue una acción de los mismos Zetas para evitar que los policías lograran llegar al penal de Piedras Negras. Al final, las fuerzas policiales lograron arribar a la prisión.

El gobierno de Coahuila ofrece una recompensa de 200 mil pesos (poco más de 15 mil dólares) por datos que conduzcan a la captura de cada uno de los reos.

El presidente Felipe Calderón calificó ayer en su cuenta de Twitter como “deplorable” la fuga. “Debe corregirse la vulnerabilidad de instituciones de justicia estatales”, señaló.

Piedras Negras es una localidad fronteriza con Eagle Pass, Texas. Autoridades estadounidenses de la oficina de Fronteras y Aduanas dijeron desde el lunes que se mantienen en comunicación con sus colegas mexicanos para dar seguimiento al caso.

La del lunes ha sido una de las mayores fugas registradas en la historia reciente en México, y por la que permanecen detenidos para ser investigados el director del penal y dos funcionarios más de la prisión.

Autoridades mexicanas han dicho en el pasado que parte de las fugas se explican por intentos de carteles de las drogas de recuperar a algunos de sus miembros que han sido detenidos.

?>