Ataque en Siria añade víctimas Decenas de muertos y heridos en bombardeo de una gasolinera en Siria

Continúan los duros choques entre rebeldes y fuerzas leales al presidente sirio Bachar al Asad

Guía de Regalos

Ataque en Siria añade  víctimas    Decenas de muertos y heridos en bombardeo de una gasolinera en Siria
Un soldado opositor al régimen sirio caminaba ayer por una calle del distrito de Amariya en Alepo, Siria.
Foto: AP

EL CAIRO, Egipto (EFE).- Decenas de personas murieron o resultaron heridas por un bombardeo efectuado ayer por la aviación del régimen sirio contra una gasolinera en una zona rural de la provincia de Raqa, en el norte de Siria, informaron grupos opositores.

En un comunicado, los Comités de Coordinación Local señalaron que el bombardeo tuvo por objetivo la citada estación de servicio en la carretera que une las aldeas de Sharakrak y Ain Isa, lo que causó más de 70 heridos, que fueron trasladados al hospital de Raqa.

Por su parte el Observatorio sirio de Derechos Humanos precisó que el estallido de la gasolinera dejó 110 víctimas, entre muertos y heridos.

Otro grupo opositor al régimen sirio, la red Sham, explicó que la explosión se produjo después de que un cazabombardero lanzara un barril de dinamita contra la gasolinera y que por el momento se han identificado 60 muertos y 50 heridos, unas cifras provisionales que podrían aumentar.

Según los Comités, al menos 120 personas fallecieron ayer en todo el país, 35 de ellas en la provincia septentrional de Alepo, 29 en la de Homs (centro) y 20 en Raqa por el citado suceso de Ain Isa.

Duros choques se registraron entre los rebeldes y las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, en la zona de Tel al Hamaria, en provincia meridional de Al Quneitra, informó la Comisión General de la Revolución Siria.

Ambos partes se enfrentaron también en las provincias de Idleb y Deraa, según los opositores, que destacaron la ejecución de siete personas en la ciudad de Hama, en el centro del país.

El conflicto que vive Siria desde marzo de 2011 ha causado unos 25 mil muertos, 2.5 millones de personas que necesitan ayuda humanitaria y más de 250 mil refugiados en los países vecinos, según datos de Naciones Unidas.