Exdirectivos del imperio de Murdoch irán a juicio (Fotos)

Rebekah Brooks y Andy Coulson afrontan cargos por escándalo de las interceptaciones telefónicas que sacudió a Gran Bretaña
Exdirectivos del imperio de Murdoch irán a juicio (Fotos)
La exconsejera delegada de News International, Rebekah Brooks, llega acompañada de su marido para comparecer ante un tribunal de Londres en relación con las escuchas ilegales cometidas por medios de Rupert Murdoch, en Londres.
Foto: EFE

LONDRES – Rebekah Brooks, exdirectora de los periódicos de News Corp., y Andy Coulson, exjefe de comunicaciones del primer ministro David Cameron, enfrentarán juicio en septiembre del 2013 por el escándalo de las interceptaciones telefónicas que sacudió a Gran Bretaña.

Brooks y Coulson comparecieron hoy ante un tribunal para una audiencia judicial junto con otros cinco acusados por el caso que se originó en el tabloide News of the World y se propagó por todo el imperio News Corp. del magnate Rupert Murdoch.

Los acusados de haberse confabulado para interceptar llamados telefónicos sólo hablaron para confirmar sus nombres. Se fijó una fecha provisional de juicio para septiembre del 2013.

El exeditor noticioso Greg Miskiw, el ex director de noticias Ian Edmonson, el ex eportero en jefe Neville Thurlbeck, el exreportero James Weatherup y el detective privado Glenn Mulcaire también comparecieron ante el tribunal. El exdirector ejecutivo Stuart Kutther, también acusado, fue excusado de asistir a la audiencia

Se les acusa de participar en una campaña de espionaje que abarcó centenares de celebridades, astros deportivos, políticos y víctimas de crímenes.

Entre estas últimas estaba Milly Dowler, una niña de 13 años secuestrada y asesinada en un caso que concitó la atención nacional. Al parecer los reporteros interceptaron su teléfono móvil, oyeron sus mensajes de voz y borraron algunos de ellos para permitir la entrada de otros mensajes.

Brooks, Coulson y los otros exempleados de News of the World son acusados de confabularse para interceptar los mensajes de voz, medida que según la fiscalía podría afectar hasta a 600 víctimas.

Mulcaire es acusado de cuatro cargos relacionados con individuos particulares.

Además, Brooks es acusada junto con su marido y otras cinco personas de confabularse para obstruir la justicia al ocultar información a la policía que investigaba el escándalo.