Tim Burton exorcizado con “Frankenweenie” (Fotos y video)

Burton mezcla sus recuerdo, emociones y demonios en su más reciente película "Frankenweenie".
Tim Burton exorcizado con “Frankenweenie” (Fotos y video)
Burton explicó que de todo su trabajo en el cine, "Frankenweenie" era el único proyecto pendiente.
Foto: EFE

El director de cine Tim Burton aseguró que su película más reciente, “Frankenweenie”, le permitió exorcizarse de alguna manera, pues fue uno de sus filmes más personales al mezclar recuerdos y sentimientos de su infancia y adolescencia, pero también su amor por el clásico cine de terror.

“Cada vez que terminas una película quedas exhausto, dejas tus sentimientos, tus emociones y tus demonios en el trabajo. Cada película saca tu lado más oscuro, pero también el más frágil, el más sensible y éste (Frankenweenie) representa todo eso y más para mí”, dijo Burton en una rueda de prensa en la Ciudad de México, donde promovió su nuevo trabajo fílmico.

“Sí, ‘Frankenweenie’ es una especie de exorcismo para mí, aunque creo que tengo que ejercitarme mucho todavía”, agregó el realizador de 54 años en tono de broma.

“Frankenweenie” nació como cortometraje en 1984, pero en aquella época los estudios Disney se negaron a llevarlo a la pantalla grande por considerar la trama demasiado “terrorífica”.

La historia narra la relación de un niño con su perro Sparky. Tras la inesperada muerte de la mascota, el pequeño Victor Frankenstein echa mano de la ciencia para resucitar a su amigo, aunque con algunos pequeños ajustes.

“Cuando Disney me llamó para filmar ‘Frankenweenie’ disfruté de ese sentimiento de venganza. No es la primera vez que me despiden de un estudio y me recontratan. Este negocio (el cine) es así. ¡Vas y vienes! Disney y yo tenemos esta puerta giratoria como política”, bromeó el también realizador de películas como “Edward Scissorhands” (El joven manos de tijera) y “Big Fish” (El gran pez).

Burton explicó que de todo su trabajo en el cine, “Frankenweenie” era el único proyecto pendiente. “No creo que exista una película que me hubiera gustado retomar tanto como ésta. El hecho de filmarla en la técnica ‘stop motion’ (cuadro por cuadro), en blanco y negro, el ahondar en todos mis recuerdos con mis ex compañeros de clases, la ubicación exacta del salón de clases, me sacudió internamente”.

El también productor de cine afirmó que pese a lo sucedido con Disney hace 28 años, los estudios respetaron sus condiciones cuando le propusieron filmar el proyecto.

“Disney me apoyó y eso fue muy importante para mí. Honestamente, si el estudio me hubiera dicho que filmáramos ‘Frankenweenie’ en color, no la habría hecho porque la historia lo exige de esa forma. El blanco y negro, el ‘stop motion’ y el 3D eran necesarios para producir los sentimientos que desata la película en el espectador”, aseguró.

El cineasta dijo que aunque la historia de “Frankenweenie” toca temas tan complejos como la vida, la muerte y la reencarnación, le ha hecho entender a los estudios en los que trabaja que los finales de sus películas no siempre pueden ser felices.

“Por ejemplo, ‘Edward Scissorhands’ (El joven manos de tijera) no tiene un final feliz. Cuando hice ‘Vincent’, en 1982, me dijeron que no podía dejar al niño muerto en el suelo, que tenía que levantarse e irse a jugar. Yo les dije que no estaba de acuerdo”, recordó.

“Creo que Hollywood ha cambiado un poco su actitud. Hace unos años nos habrían orillado a que todos los finales fueran felices, pero creo que ya se dieron cuenta que no siempre todo termina así y que hay un público al que le gustan las cosas tristes”, afirmó.

Durante su estancia en México, Burton aprovechó para visitar algunos sitios turísticos de la capital mexicana, como “La isla de las muñecas”, en Xochimilco, en el sur de la Ciudad de México, un lugar de canales laberínticos e islotes en su mayoría deshabitados.

Burton ha manifestado en diversas ocasiones su pasión por la cultura mexicana, especialmente por la festividad del Día de los Muertos, que se celebra cada inicio de noviembre.

“El haber crecido en Los Ángeles, que es un área muy suburbana, me mantuvo en contacto con la cultura latina, principalmente con la mexicana. De donde yo vengo (Estados Unidos), la muerte es vista más como un tabú, contrario a México, que entiende la muerte como algo positivo, como una transición”, comentó.

El filme abrirá este año la 56ta edición del Festival de Cine de Londres, que se realizará del 10 al 21 de octubre.