Dispensarios reciben un voto a favor

Concejo revoca la ordenanza que prohibía expendios de marihuana
Dispensarios reciben un voto a favor
Michael Oliveri, fuma marihuana con fines médicos durante una conferencia de prensa en favor de los dispensarios.
Foto: AP

El Concejo municipal de la ciudad de Los Ángeles votó ayer 11-2 en favor de revocar su propia ordenanza (que aprobaron en julio) para prohibir los dispensarios de marihuana medicinal en esta ciudad.

Aunque aún tendrán que ratificar la decisión en una votación unánime que se llevará a cabo la próxima semana, es un hecho que el Concejo ha optado por no convocar a un referendo electoral para que los votantes decidan en las próximas elecciones locales de marzo si estos dispensarios deben ser legales o ilegales .

“Los dispensarios de marihuana medicinal no están contemplados bajo la ley estatal y por lo tanto son ilegales”, dijo el concejal José Huizar, quien estaba detrás de la llamada “prohibición gentil”. Esta proponía la prohibición de dispensarios, pero permitía que enfermos que necesitarán la hierba para cura medicinal, pudieran cultivarla por sí mismos de forma legal.

“Nada de lo que haga el Concejo de la ciudad hoy o en el futuro cambiará eso”, subrayó el concejal por el Distrito 14, y aclaró que aunque apoya el uso de la marihuana para propósito medicinal, su gran preocupación es la aplicación de la ley que el gobierno federal está llevando a cabo con aquellos dispensarios ilegales.

Huizar sometió ayer mismo una resolución, aprobada de forma unánime, en la que pide a la Legislatura de California que “se arregle la ley estatal quebrantada con respecto a la marihuana medicinal”.

La presión de los que apoyan los dispensarios de marihuana medicinal en Los Ángeles, fue fundamental para la decisión que se tomó ayer en el Ayuntamiento. Las organizaciones Greater Los Angeles Collective Alliance, United Food and Commercial Workers (UFCW) Local 770 y Americans for Safe Access, que lograron recaudar 50,000 firmas para llamar a un referendo electoral, aplaudieron la decisión del Concejo.

“Tenemos siete años peleando con la ciudad para que nos de acceso a servir a nuestros pacientes. Hicimos todo lo que nos pidieron. Así que para nosotros esta es la mayor victoria”, expresó Yami Bolanños, fundadora de la clínica colectiva de marihuana medicinal PureLife Alternative Wellness Center, ubicada al oeste de Los Ángeles. “La ciudad ha demostrado estar del lado de los pacientes”, agregó.

Bolaños es una paciente sobreviviente de cáncer y conoce de la manera más dura la necesidad imperante de regular el uso medicinal de la marihuana en esta ciudad.

“Yo tuve un transplante de hígado y este no tolera nigún tipo de medicinas. Tuve que comenzar a consumir marihuana para mejorar mi calidad de vida”, compartió la mujer. “Hay miles de personas en esta ciudad que, como yo, la necesitan para existir”, manifestó.

Para Rigoberto Valdez, coordinador del sindicato UFCW Local 770, que representa a unos 500 trabajadores de 50 dispensarios de marihuana en Los Ángeles, esta decisión es solo el primer paso para que “en esta ciudad exista una regulación efectiva en el número de dispensarios, pero que al mismo tiempo preserve el acceso a pacientes”.

Valdez reconoció estar de acuerdo con los que opinan que 1,000 dispensarios de marihuana en Los Ángeles es un número demasiado alto. Pero opinó que la idea de mantener abiertos alrededor de 125, bajo ciertos criterios, es razonable.

“Estamos de acuerdo con lo ordenado por el Tribunal Superior de Los Ángeles sobre el criterio de ubicación de los dispensarios: lejos de escuelas, bibliotecas, parques… y mantener los que abrieron antes de septiembre del 2007.

Huizar resaltó ese aspecto en su resolución, pidiendo al estado crear leyes que mantengan dicho acceso a pacientes y que retire los dispensarios que solo buscan obtener ganancias.