Bueno pero poco efectivo

Bueno pero poco efectivo
La mayoría de analistas dieron la ventaja a Romney en el debate.
Foto: AP

Mientras el primer debate de los presidenciables lo ganó el republicano Mitt Romney en estilo y agresividad, el contenido de su mensaje económico, lo que se sabe de su plan de impuestos y su plan de reforma de Medicare presentado en el mismo, difiere en buena medida de lo que piensa la mayoría de los votantes latinos que debe ser el camino a seguir para la nación.

Aún no hay cifras de sondeos que reflejen si el desempeño de Romney, que según las primeras encuestas le ayudó a mejorar su imagen entre los votantes en general, le beneficiará con los votantes latinos, cuyo apoyo hacia Obama se ha ido acentuando en las últimas semanas, aunque aún está por verse si su participación será masiva como en 2008.

En la serie de encuestas realizadas durante los últimos casi dos años por parte de Impremedia/Latino Decisions se revela que más allá de diferir con el candidato en el tema de inmigración, los votantes latinos también están en desacuerdo con el republicano en otros temas: limitar el rol del gobierno en la vida del país, una privatización parcial de Medicare y hacer recortes a programas sociales, especialmente educación.

Por ejemplo en la más reciente serie de encuestas llevadas a cabo semanalmente durante el último mes y medio por IM/LD, los latinos confían más en los demócratas y el presidente Obama para tomar las decisiones económicas correctas para el país (72% a 20%); se oponen al plan de privatización de Medicare y prefieren que siga siendo un plan público aunque haya que aumentar impuestos (71% opina esto último, sólo 17% quiere privatización). En anteriores encuestas los latinos también han dado su apoyo a la ley de reforma de salud “Obamacare” que expande oportunidades de cobertura para hijos adultos y la cobertura de Medicaid, entre otras reformas. Una ley que, según repitió en el debate, Romney quiere anular.

En cierta forma, el apoyo de los Latinos por Obama tiene mucho que ver con su filosofía respecto al gobierno y también con su relativa falta de confianza hacia los republicanos, señalan expertos.

“En casi todos los temas que hemos tratado, estos votantes confían más en los demócratas”, dijo Matt Barreto director de Latino Decisions y profesor asociado de ciencias políticas de la Universidad de Washington, en Seattle.

Asímismo, el debate proporcionó un contraste importante en el tema económico aunque según los análisis realizados por una mayoría de economistas y medios de comunicación, el plan de atacar el déficit y de impuestos de Romney no beneficiaría particularmente a las personas de bajos y medianos recursos, dejando más vulnerables a los grupos de la sociedad con menores logros económicos, entre los cuales se encuentra la mayoría de latinos.

“Aún no tenemos detalles suficientes de que recortes hará o que deducciones y excepciones de impuestos eliminaría Romney para balancear el presupuesto luego que recorte 20% de impuestos en general y que ponga un tope al gasto federal, dos cosas que ha dicho está dispuesto a hacer”, indicó Andrew Fieldhouse, analista de presupuestos federales del Instituto de Política Económica, una organización no partidaria.

No obstante, el análisis realizado por Fieldhouse de la propuesta de Romney señala que “sus promesas sobre impuestos no suman, él promete que sus recortes no aumentarán el déficit y que cortará impuestos a la clase media”, dijo el experto.