Impiden a hijos de Oswaldo Payá asistir a juicio de Carromero

Rosa María, Oswaldo José y Reynaldo Isaías, permanecen a unos 50 metros de distancia del tribunal donde se celebra el juicio y no pueden llegar porque se lo impide un cordón policial
Impiden a hijos de Oswaldo Payá asistir a juicio de Carromero
Rosa Maria Paya, izquierda, hija de Oswaldo Paya y su madre, Ofelia Acevedo, hablan en una conferencia en la Havana, Cuba el 1 de Aug. 2012.
Foto: AP

Bayamo (Cuba) – Los hijos del fallecido opositor cubano Oswaldo Payá no pudieron acceder en Bayamo, al juicio que celebra hoy un tribunal cubano contra el español Ángel Carromero, acusado de “homicidio imprudente” por el accidente de tráfico que causó la muerte del disidente y su compañero Harold Cepero.

Desde esta mañana los tres hijos de Payá, Rosa María, Oswaldo José y Reynaldo Isaías, permanecen a unos 50 metros de distancia del tribunal donde se celebra el juicio y no pueden llegar porque se lo impide un cordón policial que mantiene cortado el acceso al lugar.

“No nos dejan pasar. Se nos ha acercado una persona diciendo ser el secretario del tribunal y nos dijo que no podíamos pasar porque no habíamos avisado de que íbamos a venir al juicio”, declaró a Efe Rosa María Payá.

Los hijos de Payá, quien era el líder del opositor Movimiento Cristiano Liberación, explicaron que no esperan nada de este proceso judicial, pero que querían asistir para ver a Ángel Carromero, contra el que la familia del opositor no ha presentado ningún cargo. “No esperamos nada de este juicio. Realmente no creemos lo que puedan decir los mismos que amenazaban de muerte a mi padre. La única razón de que estemos aquí es que queremos ver a Ángel”, añadieron.

La hija de Payá insistió en que su familia tiene “muchas razones para pensar que esto no fue un accidente”.

“Y esta es una más. Ni siquiera nos dejan entrar al tribunal. No se que quieren esconder. Están violando nuestros derechos”, recalcó la hija de Payá, quien recordó se había anunciado que este juicio sería “oral y público”.

Ángel Carromero, de 27 años y dirigente de Nuevas Generaciones del Partido Popular (PP) de Madrid, es juzgado por el accidente de tráfico ocurrido el pasado 22 de julio en las cercanías de Bayamo, en el que fallecieron sus acompañantes Payá y Cepero.

Según la versión oficial, las causas del siniestro fueron el exceso de velocidad y otros errores del conductor del coche al circular por una carretera en obras que estaba sin pavimentar, pero señalizada al efecto.

Sectores de la disidencia interna y del exilio cuestionaron los argumentos oficiales, mientras que la familia de Payá, que no ha presentado cargos contra Carromero, insiste en reclamar una investigación independiente sobre el suceso.

La Fiscalía pide siete años de prisión para el joven español y es previsible que los abogados de la defensa soliciten su absolución.

La sesión está presidida por 5 jueces, tres de ellos profesionales y los otros dos son legos.

Durante la vista se han escuchado ya las intervenciones de la fiscalía cubana y la defensa del acusado, así como los testimonios de ocho testigos y cuatro peritos.

Es previsible que el juicio concluya y quede visto para sentencia este mismo viernes.