exportarán experiencia de los Ángeles

Por su esfuerzo en la lucha para disminuir el efecto de las actividades de las pandillas en su área, la ciudad de Los Ángeles acaba de recibir un subsidio para continuar con esa lucha.

La donación, la cual servirá para expandir los programas ya establecidos para la reducción de las actividades de las pandillas en el área de Los Ángeles, fue otorgada por el Departamento de Justicia. El Alcalde Antonio Villaraigosa recibió el subsidio a nombre de la ciudad.

“En los últimos siete años, nuestro programa antipandillas se ha convertido en un laboratorio de innovación”, dijo Villaraigosa. “Nuestros esfuerzos son reconocidos por el Departamento de Justicia y con esta donación, nos permitirá poner más recursos en nuestras comunidades y nos ayudará a tener una ciudad mas segura”.

Además del subsidio, el cual asciende a 1.5 millones de dólares, el alcalde firmó un acuerdo con el Organismo de Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID) para llevar a varios países de Centroamérica los programas puestos en practica, con éxito, en Los Ángeles para la lucha contra las pandillas.

“Sabemos que tenemos que aprender mucho de Los Ángeles ya que el éxito que han logrado aquí, se ha convertido en un ejemplo con soluciones que pueden ser exportadas”, dijo Rajiv Shah, administrador del USAID.

El acuerdo, denominado Memorando de Entendimiento (MOU), permitirá que estos programas sean exportados a Centroamérica través del USAID. El Salvador, Honduras y Guatemala serían los países que recibirían más atención en la lucha contra este flagelo.

Villaraigosa también señaló que Los Ángeles ha sido conocida como la ciudad que “exporta” los problemas de las pandillas, debido a la deportación de personas involucradas en esa actividad. Con la firma de ese convenio se espera también exportar las soluciones al mismo, ayudando a países que enfrentan un alto índice delictivo debido a la operación de los pandilleros.

“En los Estados Unidos nuestro programa es reconocido como un modelo de éxito y ahora queremos compartir ese éxito internacionalmente, porque, como sabemos, la violencia pandillera no conoce fronteras”, dijo Villaraigosa, refiriéndose al índice de actividades de pandillas en Los Ángeles, que ha disminuido en un 50 por ciento desde la implementación del programa en el 2005.

Walter Duran, cónsul general de El Salvador indicó que en los países de Centroamérica el problema de las pandillas es más alto que en la ciudad de Los Ángeles, especialmente en El Salvador. Las últimas administraciones presidenciales de su país han llevado a cabo un gran esfuerzo para reducir los índices de criminalidad.

“Este apoyo recibido por la ciudad de Los Ángeles va a servir no solo para desarrollar acá programas de prevención e intervención de pandillas sino también para brindar la asesoría técnica que luego ellos van a hacer llegar a nuestros países”, dijo. “Ya hay resultados positivos. En el ultimo año, a partir de acuerdos que se han venido trabajando entre las pandillas, con la intervención incluso de la iglesia católica, se han firmado treguas que han tenido efectos positivos”.

Por su parte, el Cónsul General de Guatemala, Pablo César García Sáenz señaló la importancia de conocer el programa exitoso de la ciudad de Los Ángeles. Añadió que aunque Guatemala actualmente esta experimentando problemas con las pandillas, aunque no tan fuertes como en otros países, su gobierno desea aprender de aquellos que tienen programas para la lucha contra este problema.