Italia deja dudas a pesar de ganar

Escuadra 'azzurra' muestra carencias defensivas ante la selección de Armenia
Italia deja dudas a pesar de ganar
De Rossi salta sobre Osvaldo para felicitarlo por su gol.
Foto: AP

ROMA. Italia (EFE).- Una selección italiana que en el último momento perdió a Mario Balotelli por gripe consiguió imponerse ayer a Armenia por 3-1, pero a pesar del resultado la victoria no fue fácil y la “azzurra” sigue mostrando numerosos problemas.

En los tres partidos que se llevan disputados en esta primera fase de la clasificación para el Mundial de Brasil 2014, Italia no pasó del empate contra Bulgaria, mientras que ganó 2-0 contra Malta.

Contra los armenios se volvieron a ver lagunas carencias, sobre todo en la defensa, y con dos grandes paradas en el segundo tiempo, Buffon salvó el resultado.

Se esperaba con curiosidad ver en el campo a la pareja formada por los “chicos malos”, el oriundo argentino Pablo Osvaldo y a Balotelli, pero la gripe dejó fuera al jugador del Manchester City.

Osvaldo volvió a marcar y es ya uno de los inamovibles del seleccionador Cesare Prandelli, mientras que Sebastian Giovinco no convenció.

Lo mejor de la “azzurra” volvió a ser el centro del campo, donde la clase Andrea Pirlo y de Riccardo Montolivo marcaron la diferencia, mientras que la defensa falló y en ataque aun no se ha encontrado la pareja ideal.

Los de Prandelli empezaron el encuentro con muchas ganas y en el 10′, el árbitro decretó un penalti por una mano dentro del área que Pirlo convirtió.

Los armenios empataron n el minuto 27′ tras un polémico lance de juego.

Maggio y Makoyam cayeron al suelo tras chocar sus cabezas, pero el árbitro no detuvo el partido y Mkhitaryan aprovechó para anotar.

En el segundo tiempo, en tan solo 15 minutos Buffon salvó a su equipo en dos ocasiones.

El gol de la ventaja llegó con Pirlo que dio un balón en el área que aprovechó Daniele De Rossi de cabeza.

Italia, más tranquila con el marcador a su favor, empezó a jugar como se esperaba y el tercer gol llegó tras un saque da falta cobrado magistralmente por De Rossi y que cabeceó Osvaldo en el 82′.

El público que asistió al estadio gozó los goles de su selección pero no la forma en que trabajó la zaga.