Crean centros de apoyo en LA para jóvenes que abandonaron estudios

Anuncian nuevos centros de apoyo para jóvenes y la creación de un programa conjunto para que los adolescentes que dejaron la escuela retomen sus estudios
Crean centros de apoyo en LA para jóvenes que abandonaron estudios
Entrenar a jóvenes que abandonaron los estudios para que puedan reanudarlos, es la misión de los centros de apoyo.
Foto: Archivo/Aurelia Ventura / La Opinion

El sueño de María Ocampo es ser abogada y para lograrlo necesitará años de estudio y el apoyo de maestros y concejeros que la guíen y ayuden a lo largo del camino. Ocampo es una joven con mucho entusiasmo que está terminando la escuela secundaria y en sus ratos libres trabaja como voluntaria para el partido demócrata. Parece increíble que se trate de la misma joven que sólo unos años atrás había abandonado sus estudios.

Ocampo y decenas de jóvenes compartieron sus historias, durante la conferencia de prensa que tuvo lugar ayer, en el Centro Para los Niños de Huntington Drive de Los Ángeles.

Durante el evento, el alcalde Antonio Villaraigosa, el concejal José Huizar, la presidente de la Junta escolar, Mónica García y otros funcionarios públicos anunciaron 13 nuevos centros de apoyo para jóvenes y la creación de un programa conjunto para que los adolescentes que dejaron la escuela retomen sus estudios.

“Cuando yo era estudiante, me salí de la escuela, pero luego regresé”, contó Villaraigosa y explicó que el programa de apoyo para los jóvenes fue posible gracias a 17 millones de dólares de fondos federales y la colaboración entre la ciudad y el distrito escolar de Los Ángeles. “Los centros ayudarán a 10, 000 jóvenes angelinos”, indicó. En la actualidad, el índice de graduación de la escuela secundaria en LAUSD es del 64%.

Ocampo había dejado la escuela en el grado 11 cuando se enfermó su madre, pero Sara Puma, consejera del Centro Tecnológico de Boyle Heights la llamó y la invitó al centro. “Somos alrededor de 40 jóvenes, pero cada día llegan dos o tres más. Vamos al centro de 9:00 a.m. a 11:30 a.m. y cada uno trabaja de manera individual. Algunos preparan su examen de GED, otros en paquetes de estudio.

“Los centros ayudan a jóvenes entre 14 y 17 años con el proceso de ingreso a la universidad, curriculums, y para que puedan terminar la escuela secundaria, señaló Martine Singer, CEO de Para Los Niños. Los centros se encuentran diseminados en todo Los Ángeles.

Lisa Marín, Vicepresidente de los programas de integración y servicios de Para Los Niños explicó que la colaboración con LAUSD permitirá que se identifiquen a los jóvenes que corren más riesgo de abandonar sus estudios, para que los concejeros de los centros puedan trabajar con ellos de manera individual. “Los concejeros de LAUSD tienen muchos casos de estudiantes y no siempre pueden trabajar uno a uno con ellos”.

Sandra Díaz es una de las jóvenes que se benefició con el programa. “Me dieron el apoyo que mis padres no podían darme y gracias a eso, hoy estoy estudiando en Cal State Los Ángeles”. En el centro, Díaz pudo tomar talleres informativos que le enseñaron cómo llenar la solicitud de ingreso a la universidad y también cómo buscar trabajo y responder durante las entrevistas de empleo. En el centro, ella y un grupo de estudiantes organizaron una donación de más de 1,200 dólares para el centro de jóvenes sin hogar llamado Jóvenes.

Ángel Pérez fue otro joven que regresó a la escuela, gracias al apoyo de los centros. Pérez había dejado la secundaria en el último año para ir a trabajar. Pero luego de un par de empleos, “abrí los ojos y empecé a darme cuenta de la realidad, que no todo es juego y cómo cuesta conseguir un buen trabajo”, recordó. La misma consejera Puma que ayudó a Díaz, fue a la casa de Pérez a buscarlo y a invitarlo a retomar sus estudios. Pérez dijo que en un principio desconfió de que pudieran ayudarlo, pero que decidió probar de todos modos. Hoy, Ángel está preparando su exámen de GED.