Pasajeros se apuntan triunfo

MTA no se da por vencida con derrota de la Medida J y volverá a intentarlo, dice

Pasajeros se apuntan triunfo
Pasajeros festejan el 'no' a la Medida J. y consideran que es un claro mensaje a las autoridades locales de transporte.
Foto: La Opinión - Ciro Cesar

Una coalición de varios sindicatos, uniones de vecinos y líderes comunitarios se reunieron ayer para celebrar la derrota de la Medida J, introducida en la boleta electoralpor la Dirección Metropolitana de Transporte (MTA).

La Medida J buscaba extender por treinta años más un impuesto a la venta de medio centavo aprobado por los votantes con la Medida R en 2008. El ingreso obtenido con este impuesto serviría para financiar proyectos de tránsito y acelerar la construcción de autopistas para aliviar el tráfico de la región.

El festejo fue con cantos y al son de tambores en las afueras de la estación del metro Western/Wilshire, perteneciente a la Línea Roja de Metro. Los participantes deseaban dar a conocer a los transeúntes y usuarios del metro su satisfacción por la victoria en contra de la medida.

“Es una pequeña victoria porque sabemos que la MTA siempre está violando los derechos civiles de nuestra comunidad latina, pero nos da mucha esperanza de que la voz del pueblo, la voz de los votantes fue algo muy importante en esta causa”, dijo Rosa Miranda, miembro del Sindicato de Pasajeros. “Sabíamos que nos enfrentábamos a políticos que tienen todas las herramientas, todo el dinero y por eso lo dimos todo en esta lucha para lograr esto”,

“Aunque el esfuerzo para extender el impuesto a la venta de la Medida R por otros 30 años no logró los dos tercios necesarios para su aprobación, Metro continuará enfocado en desarrollar una docena de nuevos proyectos de tránsito y 15 proyectos de mejoras de autopistas que los votantes aprobaron hace cuatro años con la Medida R”, dijo en un comunicado de prensa el director ejecutivo de Metro, Art Leahy.

La Medida R, aprobada por más de dos millones de votantes en el 2008, se extiende hasta el año 2039, “por lo que los directores de Metro tienen la opción de preguntar a los votantes en el futuro si desean extender el programa”, dijo Leahy en el comunicado.

Miranda explicó que para obtener la derrota de la Medida J, la coalición llevó a cabo una fuerte campaña repartiendo volantes en los autobuses y con llamadas telefónicas para informar a los usuarios del transporte público las desventajas de la aprobación de esa medida.

“El trabajo de la coalición ha demostrado que junto con los votantes podemos cambiar la situación de los pasajeros del condado de Los Ángeles”, dijo Miranda.

De acuerdo con un estudio realizado por la Corporación de Desarrollo Económico del Condado de Los Ángeles (LADEC) en 2008, los proyectos financiados con el dinero del impuesto ayudarían en la creación de más de 200 mil empleos locales.