Cambios en California

Cambios en California

Este ciclo electoral es uno de los más significativos en las últimas décadas de California. Los votantes marcaron en las urnas nuevos rumbos para nuestro estado.

El resultado de la elección reflejó las tendencias demográficas de un elector con más votantes de minorías, jóvenes y más liberales. Al mismo tiempo, fue una hecatombe para los republicanos, cuya influencia se continuó reduciendo hasta la irrelevancia.

Esta elección mostró una madurez en el electorado que permitió aumentos de impuestos tanto en la Proposición 30, como en la Proposición 39. Este respaldo señala una nueva disposición de los californianos de contribuir con más de su dinero para evitar que continúen los dañinos recortes de impuestos.

Esto mismo pudo haber sido aprobado en la legislatura si los republicanos hubieran sido más flexibles, y podrían haber obtenido alguna concesión a cambio. Después de esta elección, su importancia en el Capitolio se ha reducido drásticamente.

Esto se debe a que por primera vez desde la década de los 30 los demócratas obtuvieron supermayorías en las bancadas, tanto en la Asamblea como en el Senado.

Este es el resultado de la primera elección abierta estatal, de una redistribución de distritos electorales realizada por una comisión ciudadana y de la desconexión de los republicanos con el sentir de la mayoría del electorado.

El hecho de que los demócratas tengan el control absoluto del Capitolio, les impone nuevas responsabilidades, ya que no hay obstruccionismo ni oposición que culpar.

Esta elección es un parteaguas en California que abre un nuevo capítulo en nuestro estado.