Piden analizar legalización de la marihuana

México y cuatro países centroamericanos buscan saber qué impacto tendrá en región
Piden  analizar legalización de la marihuana
En Colorado aprobaron la legalización de la marihuana para uso personal, recreativo y privado; surgiría así la comercialización de esa yerba.
Foto: EFE

MEXICO, D. F. (AP).— México y tres países de Centroamérica llamaron el lunes a la Organización de Estados Americanos (OEA) a analizar las implicaciones e impacto que tendrán en la región algunos casos recientes de legalización de la marihuana, lo que para algunos expertos debería llevar también a Latinoamérica a buscar un diálogo serio con Estados Unidos sobre las actuales políticas antidrogas.

“Resulta necesario analizar a profundidad las implicaciones sociales de políticas públicas y de salud general que se derivan para nuestras naciones de los procesos en marcha a nivel local y estatal en algunos países de nuestro continente para permitir la producción, consumo y distribución legal de marihuana”, señaló el presidente mexicano Felipe Calderón al leer una declaración acordada tras una reunión en la capital mexicana con sus colegas de Belice, Costa Rica y Honduras.

Aunque los mandatarios no lo mencionaron en concreto, la declaración ocurre una semana después de que los estados de Washington y Colorado aprobaran la legalización de la marihuana para uso recreativo.

Calderón añadió que esos procesos de legalización de la marihuana constituyen “un cambio paradigmático por parte de tales entidades respecto del régimen internacional vigente”.

Peter Hakim, del centro de estudios Diálogo Interamericano, dijo el lunes a The Associated Press que la legalización en Washington y Colorado debería ser visto por Latinoamérica como una oportunidad para sentarse a dialogar de manera seria con autoridades estatales y federales de Estados Unidos sobre las políticas prohibicionistas .

“Claramente Estados Unidos es todavía el gran consumidor (y) Latinoamérica es un gran proveedor”, dijo el experto estadounidense. “Los países deberían sentarse y comenzar a tener conversaciones serias”, añadió.

Estimó que, por ejemplo, más allá de que Latinoamérica use el tema de la legalización para atacar a Estados Unidos y el gobierno de Obama fingir que no pasa nada, los países del continente tienen frente a sí la posibilidad de conversar sobre asuntos específicos sobre si es posible establecer límites de edad al uso de marihuana, si se podría expender en supermercados o tiendas especiales.