Una victoria inútil

Rugido tardío de los Pumas, que derrotan al Atlante por 3-2
Una victoria inútil
Martín Bravo (izq.), quien aquí forcejea con el atlantista Octavio Gue- rrero, selló el triunfo felino ayer en CU, pero se fue insatisfecho. [EFE]

MÉXICO, D.F. (NTX).— Los Pumas de la UNAM cerraron ayer con triunfo su paso por el Torneo Apertura 2012 de la Liga MX del futbol mexicano al vencer 3-2 al Atlante, pero ambos clubes quedaron sin oportunidades de Liguilla.

En juego de la fecha 17 en el Estadio Olímpico Universitario, Atlante tomó temprana ventaja cuando por el centro el chileno Esteban Paredes tomó el balón, lo bombeó a la salida del arquero Alejandro Palacios, anotó, y empató con 11 dianas en el liderato de goleo con el americanista Christian Benítez.

El cuadro del Pedregal reaccionó y al 29′ igualó por conducto de Luis Fuentes, quien se agregó al ataque, recibió balón por derecha, se animó y sacó derechazo a media altura que dejó sin oportunidad al arquero atlantista para el 1-1.

Motivados, los felinos mejoraron y, en un córner, al 39′, lograron el 2-1 con el tanto del “Pikolín” Palacios, quien remató con la cabeza cruzado a la izquierda de Villalpando.

Para la segunda parte las llegadas por ambos lados fueron constantes y Potros empató 2-2 al 51′, cuando el recién ingresado Sergio Nápoles se metió por izquierda y sacó centro que Marco Palacios desvió con la cabeza para un claro autogol.

La reacción de Pumas fue inmediata y al 76′ logró el 3-2 por conducto de Bravo, quien con certero cabezazo en los linderos del área le cambió la trayectoria al balón y dejó sin opciones a Villalpando para el 3-2 definitivo.

Al final, Bravo declaró: “Si bien ganamos, lo importante era clasificar y no lo hicimos, así que fue una temporada regular donde se cometieron muchos errores, tuvimos muchos altibajos, por suerte ya terminó, ahora habrá que pensar en el torneo que viene”.

“El equipo otra vez se queda fuera, es la tercera vez consecutiva, y obviamente [eso] no le gusta a nadie, tanto la afición como nosotros sabíamos que teníamos que estar [en la Liguilla]’ y no se cumplió el objetivo, quedamos en deuda, habrá que pensar en lo que viene y volver con todas las pilas”, sentenció el atacante argentino.

Bravo desea que Antonio Torres Servín siga como técnico.

“Ojalá que siga Toño, sabe cómo jugamos cada uno, yo creo que sería un buen paso, ya decidirá la directiva si se queda o no, o quién vendrá”, expresó.