Prision a siete policías federales

Consignan a 14 agentes por el caso del ataque contra la CIA
Prision a siete policías federales

MÉXICO, D.F.— Un Juez de Distrito con sede en Ciudad Juárez, Chihuahua, dictó auto de formal prisión a otros siete policías federales, con lo que suman 14 los agentes que enfrentarán proceso penal por los hechos ocurridos el 24 de agosto en el poblado de Tres Marías.

Los abogados de los implicados, Ricardo Monterrosas, Enrique Rusty y Marco Aurelio González, informaron que las autoridades consideraron que existen elementos suficientes para procesarlos por los delitos de homicidio en grado de tentativa y daño en propiedad ajena.

Debido a que el primer acto ilícito del que se les acusa es considerado como grave los agentes federales no tienen derecho a la libertad bajo fianza, por lo que deberán seguir el juicio en prisión.

Por la tarde, el Juez 7 de Distrito con sede en Jalisco había dictado auto de formal prisión a siete elementos policiacos que se encuentran recluidos en el Penal de Puente Grande.

De acuerdo con las investigaciones, los 14 federales intentaron privar de la vida a dos funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en México y a un elemento de la Secretaría de Marina-Armada de México que viajaban en una camioneta Toyota tipo Land Cruiser negra.

Los hechos ocurrieron el 24 de agosto en el kilómetro 50+500 de la carretera federal México-Cuernavaca, en las inmediaciones de Huitzilac, Morelos, en la zona conocida como Tres Marías, donde los agentes presuntamente realizaron el ataque vestidos de civil, transportándose en vehículos particulares.

Por esta razón, la Procuraduría General de la República (PGR) consignó el 9 de noviembre a 14 elementos de la Policía Federal por su presunta responsabilidad en los delitos de homicidio en grado de tentativa y daño en propiedad ajena.

La mañana de este viernes un juez federal dictó auto de formal prisión al inspector general de la Policía Federal, Juan Manuel Pacheco Salgado, por su presunta responsabilidad en el encubrimiento de 14 de sus subalternos que participaron en los hechos.

Sin embargo, el mando policial podrá enfrentar su proceso penal en libertad, debido a que el ilícito del que se le acusa no está tipificado como grave.

Los federales enfrentarán proceso en prisión por homicidio en grado de tentativa, cargo por el que no tienen derecho a la libertad bajo fianza, y daño a la propiedad.

Sin embargo, Juan Manuel Pacheco Salgado, subinspector de la Policía Federal que presentó uniformados a 12 agentes que estaban vestidos de civil durante el incidente, fue acusado de encubrimiento y mediante el pago de una fianza de 35 mil pesos enfrentará proceso en libertad.

Este acontecimiento, puso en grave entredicho a los cuerpos de seguridad mexicanos, particularmente a la Policía Federal, ya que demostró el alto grado de corrupción y sobre todo, el grado de penetración que han alcanzado los grupos criminales en esa parte de la estructura de autoridad.

Mientras tanto, la izquierda mexicana pidió ayer explicaciones públicas por la renuncia de un importante funcionario de la Fiscalía general, José Cuitláhuac Salinas, que dimitió ayer en una decisión que generó gran sorpresa en los medios de comunicación.

Salinas era titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación contra la Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de la República (PGR), un puesto clave en México para luchar contra el principal problema de inseguridad que afecta al país.

Después de varias versiones con diferentes hipótesis, la PGR anunció anoche que la renuncia de Salinas se debía a “motivaciones de carácter estrictamente personal”.