El precipicio fiscal amenaza la economía

Hace temer por la recuperación y la creación de empleos en California
El precipicio fiscal amenaza la economía
Personas esperan por sus beneficios de desempleo en una oficina del gobierno estatal.
Foto: AP

SACRAMENTO.— La recuperación económica de California podría detenerse si el Congreso y el presidente Barack Obama no logran evitar el “precipicio fiscal”, advirtieron el viernes autoridades empresariales y del gobierno.

Robert Kleinhenz, economista en jefe de Los Angeles County Economic Development Corp. dijo que los recortes automáticos al gasto representarían una pérdida de 22,700 millones de dólares en producto bruto del estado, la medida anual de bienes y servicios producidos en el estado. También significaría la pérdida de 225,000 empleos en todo el estado, dijo.

El Sur de California se vería especialmente afectado, debido a que la región es un gran receptor del gasto en defensa, particularmente por la investigación militar en etapas iniciales, dijo Kleinhenz.

Los recortes impositivos de la época de Bush que están llegando a su fin y el final de unas vacaciones impositivas para los pagos de nómina también significarán cheques de pago por menores montos para los trabajadores en un momento en que la nación apenas se está recuperando de la Gran Recesión.

“Es un problema de tiempo. Si el Congreso puede solucionar los plazos, quizás extender algunos de los ajustes durante los próximos dos años, entonces no pondríamos en riesgo esta recuperación”, dijo Kleinhenz.

Otro grupo que sentiría los efectos negativos a comienzos de 2013 son los desempleados.

Aproximadamente 400,000 desempleados en California que han estado recibiendo extensiones del beneficio por desempleo dejarían de recibir los cheques al final del año, a menos que Washington tome medidas, según Loree Levy, portavoz del Departamento de Desarrollo del Empleo. El gobierno federal pagó 40,000 millones de dólares en extensión de beneficios federales en California desde julio de 2008, dijo.

Levy dijo que el estado envió casi 360,000 cartas en la semana del Día de Acción de Gracias diciendo a las personas cómo podían encontrar otras formas de ayuda, como estampillas de alimentos y servicios sociales. La persona promedio recibe 300 dólares a la semana en ayuda por desempleo.

“Estamos haciendo que las personas sean conscientes de que tienen tiempo para hacer planes”, dijo el jueves.

La Oficina Analista Legislativa, no partidaria, ya advirtió que el estado podría perder hasta 11,000 millones de dólares en ingresos fiscales si la nación cae nuevamente en una recesión. Eso eliminaría la mayor parte de las ganancias fiscales según la Propuesta 30, un conjunto de aumentos temporales de los impuestos sobre las ventas y los ingresos que los votantes aprobaron el mes pasado.

Menor financiamiento federal y una economía lenta tendrían efectos negativos en todo el estado, que estaba proyectando superávit presupuestal por primera vez en una década.

H.D. Palmer, portavoz de finanzas de Brown, dijo que la administración no ha llevado a cabo sus propias estimaciones y sugirió que los programas estatales no sentirían un impacto inmediato. Pero las escuelas, la seguridad pública y otros servicios sentirían una vez más las limitaciones presupuestales hacia mediados de 2013.

?>