Manchester United desea alejarse

Triunfo le serviría para alargar la distancia que tiene en la Premier
Manchester United desea alejarse
Jugadores del Manchester United cerraron su preparación para el duelo que sostendrán hoy en el Old Trafford ante el Sunderland.
Foto: AP

LONDRES, Inglaterra (EFE).— El Manchester United, líder de la liga inglesa, recibe al Sunderland jornada 17 con la tranquilidad que aporta el colchón de seis puntos que mantiene sobre su principal perseguidor en la tabla, el Manchester City, que viaja a Newcastle con la obligación de sumar los tres puntos.

Los “diablos rojos” retoman la competición tras el golpe que dieron en el Etihad Stadium la pasada semana, al imponerse en el descuento a los “citizens” gracias a un gol del holandés Robin Van Persie.

Ante sí, el conjunto de Alex Ferguson vislumbra ahora un camino más llano para hacerse con la que sería la decimotercera Premier del veterano entrenador escocés, que lleva 26 temporadas al mando del vestuario de Old Trafford.

El siguiente obstáculo en su recorrido es el conjunto que prepara el norirlandés Martin O’Neill, que hasta el momento ha perdido todos los partidos de liga fuera de casa excepto uno, el que ganó en Craven Cottage, ante el Fulham, el 18 de noviembre (1-3).

Los de O’Neill se verán las caras ante un conjunto que solo ha dejado escapar un duelo en Old Trafford este campeonato, hace más de dos meses, ante el Tottenham (2-3, el pasado 29 de septiembre).

La visita del Sunderland podría ser el escenario adecuado para que el capitán del United, el serbio Nemanja Vidic, volviera a ocupar su puesto en la defensa tras más de dos meses de baja por una lesión de rodilla.

Una de las estrellas del equipo, el inglés Wayne Rooney, ha arrastrado esta semana una enfermedad leve, por lo que Ferguson podría darle descanso y ofrecer minutos en cambio al mexicano Javier “Chicharito” Hernández, que ha demostrado durante esta campaña que ha recuperado su mejor estado de forma.

Los “citizens” de Roberto Mancini se enfrentan por su parte a un Newcastle que empezó el año 2012 con una brillante victoria ante el United (3-0, el pasado 4 de enero), pero que se ha ido desinflando con el paso de los meses y ahora ocupa la decimocuarta posición en la tabla, a dos puntos del descenso.

El City está obligado a llevarse la victoria si no quiere perder definitivamente la estela del United.