Hallan unas 10 bolsas con restos humanos

Detienen a 11 que aparentemente están relacionados con estos hechos
Hallan unas 10   bolsas con restos humanos
Policías estatales conducían ayer a secuestradores que operaban en el estado de Toluca, en México, que están relacionados con una ola de ejecuciones que se han venido registrando en los últimos días.
Foto: EFE

TOLUCA, México (Servicios de La Opinión).— Las autoridades mexiquenses informaron del hallazgo de 10 bolsas negras con restos humanos de al parecer seis personas en su interior y de la detención de 11 integrantes de la delincuencia organizada presuntamente relacionados con estos hechos.

En conferencia de prensa, el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), Salvador Neme Sastré, expuso que los detenidos son presuntos integrantes del cártel de la “Familia Michoacana”, quienes también estarían relacionados con los homicidios del 14 de enero en Zinacantepec.

Además, “existen indicios de que están relacionados con el hallazgo de los seis cadáveres encontrados este miércoles en el municipio de Toluca”, quienes al parecer son todos hombres de entre 30 y 35 años, agregó.

Las bolsas encontradas este día fueron ubicadas en las calles de Aldama y Julio Pardiñas, casi frente a una lechería de Liconsa, a unos metros de la vialidad Solidaridad-Las Torres, en la colonia La Moderna de la Cruz.

Esto ocurrió en la madrugada, cuando vecinos de la zona dieron aviso a elementos de la policía de las bolsas, que estaban ubicadas cerca del parque 18 de Marzo de la capital mexiquense.

En el lugar, sólo uno de los occisos se encontraba completo, con impactos de bala, detalló el funcionario estatal.

En dos semanas suman al menos 25 asesinados a manos del crimen organizado en el Valle de Toluca, de los cuáles seis fueron encontrados en la colonia 8 Cedros el lunes 14 de enero pasado, cuando la jornada roja sumó hasta 17 muertos en un sólo día.

Los 11 sospechosos detenidos, incluido un menor de edad, dijeron ser miembros de La Familia Michoacana que trabajan como vigías, informantes y distribuidores de droga, dijo Neme en una conferencia de prensa. El cártel de La Familia se ha debilitado por operativos del Gobierno en su estado natal de Michoacán, pero algunos miembros se han desplazado a estados aledaños.

Neme agregó que el líder de la célula del cártel es José Jesús Salas, quién dijo que perteneció al ejército mexicano. Las víctimas fueron ejecutadas en un panteón y después sus cuerpos fueron abandonados en el valle de Toluca, según autoridades.