Con ‘A’ de aumento

Medida subiría medio centavo el impuesto por ventas en LA
Con ‘A’ de aumento
'Sube una cosa y sube todo' dice Keni Arce, administradora de la Panadería Victoria de Los Ángeles, que se opone a un propuesto aumento de medio centavo en los impuestos de ventas.
Foto: La Opinión - J. Emilio Flores

Con la intención de cubrir el déficit fiscal de 215 millones de dólares que enfrenta la ciudad de Los Ángeles, el Concejo Municipal aprobó en noviembre poner en la boleta electoral del 5 de marzo la Medida A, con la que se propone un incremento de medio centavo al impuesto de ventas.

A menos de un mes de que los votantes de Los Ángeles decidan si aprueban o no el incremento a un 9.5 por ciento sobre las ventas, la Cámara de Comercio de Los Ángeles, junto con el Concejo de Negocios (LABC) de la ciudad han anunciado, sorpresivamente, su firme apoyo a esta medida.

“No es común que una cámara de comercio apoye el incremento en los impuestos, pero la comunidad de negocios de la ciudad está dispuesta a pagar un aumento de medio centavo, con tal de mantener nuestros departamentos de policía y de bomberos con personal que garantice la seguridad”, dijo Gary Toebben, presidente y CEO de la Cámara.

Toebben se refiere a el riesgo de que Los Ángeles pierda alrededor de 500 oficiales de policías y bomberos, si la ciudad no logra cubrir el déficit fiscal. Con las ganancias generadas por el incremento del impuesto a la venta, la ciudad estaría generando entre 208 y 215 millones de dólares, para así evitar el recorte no solo de personal, sino algunos otros servicios de seguridad como los de prevención de pandillas y para después de escuela, entre otros.

“Como líderes de negocios, vemos una conexión directa y substancial entre la habilidad de la ciudad de proveer un clima sólido de negocios y una seguridad publica de primer nivel”, indicó el presidente de la Cámara a través de un comunicado.

Herb Wesson, el presidente del Concejo Municipal que está a favor de la Medida A, declaró sentirse agradecido con la comunidad de negocios de Los Ángeles. “Esta comunidad tiene una rica tradición de ser financieramente hábil, pero también es entregada al continuo crecimiento de la ciudad. Ellos son la columna financiera que hace de Los Ángeles el centro de comercio de la Costa Oeste”, denotó Wesson.

Dicho apoyo deja de lado, en parte, las preocupaciones de quienes se opusieron firmemente a la Medida A, argumentando que serían los comercios y negocios quienes se opondrían al aumento.

Cuatro miembros del Concejo Municipal se oponen a la medida: Dennis Zine (D-3), Mitchell Englander (D-12), Eric Gracetti (D- 13) y Jan Perry(D- 9). Los dos últimos buscan ahora mismo convertirse en el próximo alcalde de Los Ángeles, mientras que Zine busca la Contraloria municipal.

“Temo que este incremento haga que los negocios reconsideren venir a la ciudad o irse”, indicó Perry.

Garcetti argumentó que votó en contra de la medida porque “afectaría más duramente a aquellos ya afectados por la crisis económica… necesitamos crear trabajos en L.A. y tener impuestos más altos ahuyentaría a los empleadores fuera de la ciudad”.

Keni Arce, quien administra una de las panaderías guatemaltecas Victoria, ubicada en el centro de la ciudad, opinó que aunque el aumento parezca insignificante, este va a afectar su negocio porque, “sube una cosa y sube todo”.

Arce destacó que principalmente en su negocio será un poco confuso para sus clientes. “Si vendemos tres panes por un dólar, incluyendo impuestos, no sé ahora cómo los vamos a vender para que los clientes no sientan que están perdiendo”, explicó la comerciante.

En un reciente debate entre los candidatos para llenar el puesto de concejal que deja Garcetti en el distrito 13 , seis de los 12 candidatos dijeron que no apoyarán el aumento de impuestos. “No solo no lo apoyaría la medida sino que pido a la gente que vote No”, dijo Matt Szabo, exvicealcalde a cargo de asuntos financieros.

“Si quieres obtener más ingresos a través de alzas a los impuestos, dónde queda la credibilidad de nuestros funcionarios electos”, opinó Kevin James, otro candidato a la alcaldia de Los Angeles.

Otro que se oponen rotundamente al aumento de impuestos en la ciudad es el exalcalde de Los Ángeles Richard Riordan, quien apuntó que el aumento de impuestos no es la solución al contínuo déficit fiscal que experimenta la ciudad, y que el verdadero problema esta en alto costo de las pensiones de los trabajadores públicos de la ciudad.

Y los empleados de servicio público del Sur de California, representados por el sindicato SEIU 721, también se manifestaron en contra de tal incremento de impuestos.

“El Concejo Municipal ignora otras medidas para crear ingresos al basarse únicamente en las opiniones de los cabilderos de la industria inmobiliaria”, sostuvo el presidente del sindicato Bob Schoonover, y aseguró que la ciudad debería discutir el asunto con los trabajadores.