Pistorius contra la pared

Amigo incrimina al atleta paralímpico acusado de matar a su pareja
Pistorius contra la pared
Carl Pistorius, hermano de Óscar (izq.), y Kenny Oldwage, abogado del atleta, llegan a la estación de policía en Pretoria, Sudáfrica.
Foto: AP

PRETORIA, Sudáfrica.— Justin Divaris, amigo de Óscar Pistorius, reveló a la prensa sudafricana que el atleta paralímpico le llamó tras el incidente donde supuestamente mató a su pareja.

“Me llamó de madrugada, presa del pánico. Yo no entendía nada, le pregunté de qué estaba hablando y me contestó diciendo: ‘Ha habido un terrible accidente, he disparado a Reeva'”, sostuvo Divaris.

Según Divaris, Pistorius le dijo: “Mi ‘baba’ [chica], he matado a mi ‘baba [chica]’. Que Dios me lleve”.

Tras intentar tranquilizar al velocista, Divaris llegó al departamento de Pistorius, pero no lo dejaron pasar ya que era una escena del crimen.

Por otro lado, la Policía de Sudáfrica halló un bate lleno de sangre en casa de Pistorius, acusado del asesinato de su pareja, la modelo Reeva Steenkamp, informó ayer el diario sudafricano City Press.

Según el periódico, que citó “fuentes cercanas a la investigación”, este utensilio podría resultar clave para esclarecer las circunstancias de la muerte de Steenkamp.

Además —siempre según el citado rotativo—, Pistorius habría dicho a su hermana Aimee que “algo terrible había sucedido y que había confundido a Steenkamp con un ladrón”, versión que el atleta ha sostenido para explicar la muerte de su novia, hallada muerta el pasado jueves en su domicilio de Pretoria.

“Pero tres fuentes cercanas a la investigación descartaron esta posibilidad. No había indicios de accesos forzados”, aseguró el City Press.

Asimismo, el City Press indicó que “el padre de Pistorius recibió una llamada de su hijo sobre las 03h20′ (hora sudafricana), pidiéndole que fuera a su casa”.

Sin embargo, la portavoz de la Policía sudafricana, Katlego Mogale, negó haber filtrado información alguna relacionada con el caso a ningún medio.

“No sé de dónde saca la gente esas historias. No hemos emitido ningún comunicado ni hablado con nadie”, dijo Mogale.

De hecho, según Sapa, el portavoz de la Fiscalía sudafricana, Medupe Simasiku, llamó ayer a la redacción del City Press para que identificaran las fuentes de las informaciones publicadas.

Pistorius está acusado por el supuesto asesinato de su pareja, quien fue hallada muerta en la madrugada de ese mismo día con cuatro disparos en el cuerpo en la vivienda del atleta en Pretoria.

Desde el jueves, Pistorius permanece bajo custodia policial, y mañana se celebrará una vista en la que está previsto que el atleta solicite la libertad bajo fianza, algo a lo que la Policía ha dicho se opondrá.