Alerta roja en seno del Atlas

Cufré advierte que si hay violencia en Querétaro no se presentan a jugar
Alerta roja en seno del Atlas
Leandro Cufré (izq.) y Omar Bravo lideran el trote de los atlistas, que manifiestan preocupación para su partido ante Querétaro.
Foto: MEXSPORT

GUADALAJARA, México.— El capitán del Atlas, el argentino Leandro Cufré, advirtió que, en caso de darse hoy algún acto de violencia previo al partido ante Querétaro, los Rojinegros no se presentarían a jugar en el Estadio La Corregidora.

Así lo dijo ayer el defensa al terminar la práctica y horas antes de viajar a la capital queretana, en donde enfrentarán mañana un duelo directo en la lucha por no descender ante los Gallos Blancos, cuyos barristas han tenido actos de violencia contra aficionados de los Zorros en partidos recientes.

“Estamos preocupados solo por lo deportivo, acá tenemos la seguridad de la Federación [Mexicana de Futbol], el país mismo te da un resguardo, si no esto sería volver a la época de piedra, no se puede llegar a pensar en que a uno le puede pasar algo”, dijo Cufré.

“Si llegara a suceder algo, lamentablemente no se va a jugar, simplemente así, porque sino está en riesgo la vida de uno por ir a jugar futbol, eso no tiene sentido, entonces cualquier incidente que pase antes seguramente no nos presentaremos porque no es correcto, se tiene que dar la garantía tanto de la Federación como de la ciudad misma”.

Sin embargo, el defensa central atlista dijo tener confianza en que la violencia no se presentará entre los aficionados.

“Viví muchas situaciones en mi carrera, ya hemos ido a jugar allá [a Querétaro], nunca ha pasado nada, la gente se ha comportado muy bien, el año pasado no pasó nada, entonces no tengo porqué pensar diferente”, expresó.

Por órdenes del técnico Tomás Boy, los Zorros, que buscarán aumentar a más de nueve puntos la ventaja en la lucha por el no descenso ante Gallos Blancos, adelantó ayer el viaje a Querétaro, pues en un principio se planeó que viajara hoy.

El equipo busca pasar desapercibido, esto con la intención de que la afición local no sepa la hora de arribo del plantel, e incluso no llegará a Querétaro, ya que se hospedará en Jurica, cercano a la sede del duelo.

El partido no solo se ve caliente por la lucha por el no descenso, sino que también las aficiones de los dos equipos tienen cuentas pendientes.

Por eso pidieron a su porra que no viajara a Querétaro, sin embargo, esta medida no fue aceptada por los barristas.

Mañana, a las 3:00 p.m., Zorros y Gallos se verán las caras en La Corregidora.