Miles se manifiestan en contra de Mursi

Aseguran que convocatoria a elecciones parlamentarias incrementará división
Miles se manifiestan  en contra de Mursi
Miles de egipcios de oposición participan en cacerolada antigubernamental en la ciudad portuaria de Port Said, Egipto, ayer.
Foto: EFE

EL CAIRO, Egipto (EFE).— Varios dirigentes de la oposición egipcia aseguraron ayer que la convocatoria de elecciones parlamentarias incrementará la división en Egipto, donde se registraron nuevas protestas contra el presidente Mohamed Mursi.

Después de que la presidencia egipcia anunciara el jueves que los comicios comenzarán el próximo 27 de abril y se desarrollarán en cuatro fases durante dos meses, el portavoz del Frente de Salvación Nacional (FSN), Ahmed Salah, dijo a Efe que esa decisión es “incorrecta y unilateral”.

“La convocatoria de elecciones ahondará aún más la división en el país. Deberían haberse celebrado consultas con todas las fuerzas políticas para determinar una fecha adecuada”, indicó Salah.

El FNS, que agrupa a la mayoría de la oposición no islamista, está efectuando consultas entre sus miembros y celebrará próximamente una reunión para anunciar una postura definitiva de cara a las elecciones, que podrían boicotear.

Partidario del boicot es el dirigente de la Corriente Popular, el izquierdista Hamdin Sabahi, quien señaló ayer que el Gobierno “no ha dado garantías de que los comicios vayan a ser honestos y asegurar la libertad de elección a los egipcios y la igualdad de oportunidades a los candidatos”.

Entre los requisitos citados por Sabahi en una reunión en la sede de su partido, figuran la formación de un gobierno neutral para que supervise los comicios y de un comité técnico para enmendar los artículos de la Constitución en disputa.

Por su parte, otro líder del FNS, el premio nobel de la paz Mohamed el Baradei, afirmó ayer en su cuenta de Twitter que la convocatoria de elecciones llevará (al país) al “desastre”.

“La decisión de Mursi de llamar a elecciones parlamentarias en medio de la polarización social y la grave erosión de la autoridad estatal es una receta para el desastre”, dijo El Baradei, presidente del Partido de la Constitución.

La convocatoria de estos comicios se debe a que la anterior Cámara Baja del Parlamento, dominada por los islamistas, quedó disuelta el pasado junio por orden judicial por irregularidades en su composición.

Entretanto, las protestas continuaron ayer en Egipto, aunque con menor intensidad que en otras ocasiones, contra Mursi y los Hermanos Musulmanes, en el denominado viernes del “Juicio al régimen”.

Algunos grupos de activistas convocaron protestas para que se investigue y juzgue a los responsables de la represión contra los manifestantes, que desde finales de enero se ha saldado con la muerte de más de medio centenar de personas.

En El Cairo las marchas se dirigieron desde varias mezquitas y la plaza Tahrir a la oficina del fiscal general, Talaat Ibrahim, al que se insta a dimitir.