Lanzan cohete hacia Israel

El ataque habría sido en venganza por la muerte de un palestino bajo detención israelí
Sigue a La Opinión en Facebook
Lanzan cohete hacia Israel
Un zapador de policía israelí recogía ayer los restos de un cohete que cayó junto a una carretera de Ashquelón, al sur de Israel.
Foto: EFE

JERUSALÉN, Israel.— Extremistas de Gaza dispararon ayer un cohete contra Israel por primera vez en tres meses, hecho que sacudió una tregua transfronteriza que se ha mantenido desde la más reciente ofensiva militar israelí de importancia lanzada contra territorio gobernado por Hamas.

Los extremistas, que dicen pertenecer al movimiento Fatá del presidente palestino Mahmud Abbas, se adjudicaron el ataque y afirmaron que fue en venganza por la muerte de un palestino bajo detención israelí.

El detenido, Arafat Jaradat, de 39 años, murió el fin de semana tras un interrogatorio a manos de los servicios de seguridad Shin Bet de Israel.

Las autoridades palestinas dijeron que según la autopsia, el detenido fue torturado mientras que Israel afirmó que eran necesarios ulteriores exámenes para determinar las causas de la muerte.

El fallecimiento suscitó el lunes protestas en Cisjordania, como las ocurridas cerca de la ciudad de Belén.

Dos adolescentes palestinos, de 13 y 16 años, resultaron heridos en una confrontación con soldados israelíes.

El chico de más edad fue trasladado al Hospital Hadassah, en Jerusalén, con una herida de bala en la cabeza y se encontraba el martes en condición crítica, conectado a un respirador artificial, dijeron las autoridades.

En Cisjordania, Abbas acusó a las fuerzas militares israelíes de utilizar métodos cada vez más severos para suprimir las protestas palestinas. “No queremos tensiones. No queremos un agravamiento”, expresó Abbas, quien rechazó las recientes afirmaciones de las autoridades israelíes de que él atizaba las tensiones en busca de provecho político.

El cohete disparado desde Gaza cayó en las primeras horas del día al sur de la ciudad israelí de Ashkelon, dijo el portavoz policial Micky Rosenfeld. El cohete causó daños en una calle sin que hubiera heridos, agregó.