Ofrecen recompensa en caso de atropello a ciclista en LA

Se busca a sospechoso que arrastró a víctima con su auto 600 pies antes de dejarlo abandonado
Ofrecen recompensa en caso de atropello a ciclista en LA
Damian Kevitt de 36 años fue arrasado en su bicicleta en el Parque Griffith cerca de la autopista 5.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Es un asunto de justicia by Coupon Companion” href=”http://gn4.impremediallc.com/GN4/do.ashx?cmd=feed&name=Display&ids=3696421&dlg=1&webPartId=CPH1_wm_wp1339117915_wp1193651999_m_Panel&popup=1362461711744″>humana, explicó con dolor y enojo Michele Kirkland, la madre de Damian Kevitt, un hombre de 36 años que iba en su bicicleta el 17 de febrero cuando fue atropellado y arrastrado un cuarto de milla por un conductor que lo dejo tirado, casi sin vida, en el Parque Griffith cerca de la autopista 5.

“El hombre que hizo eso debe tener en lugar de corazón una roca, o debe ser un cobarde, no lo sé”, expresó la madre con impotencia. “Si hay algo de humanidad en esa persona, tendría que entregarse, o si alguien vio lo que sucedió tiene que hablar “.

Kirkland participó en una conferencia de prensa en la que las autoridades anunciaron una recompensa de 25,000 dólares a quien ayude a identificar al chofer que atropello a Kevitt y que continúa prófugo. Las autoridades piensan que se trata de un hombre hispano de unos 20 años.

“Esto pudo haber sido un accidente, pero hoy es un crimen que vamos a perseguir”, dijo el concejal de la ciudad de Los Ángeles Tom LaBonge.

Kevitt ha permanecido en el hospital USC y ha sido sometido a cinco cirugías, una de ellas para amputarle la pierna derecha. Según familiares, el hombre podría ser sometido a por lo menos 15 cirugías más y aún está en riesgo de perder la otra pierna.

El caso ha motivado al asambleísta estatal por el distrito 43 Mike Gatto a proponer la medida de ley AB 184, con la que busca eliminar las limitaciones de tiempo que actualmente impiden perseguir a este tipo de criminales después de tres años del incidente.

Con más de 4,000 incidentes al año, Los Ángeles es la capital de los llamados hit and runs, aquellos en los que los choferes no se detienen para ayudar a sus víctimas.

“Los hit and runs son una epidemia a la seguridad pública y esto tiene que parar”, dijo Gatto en un comunicado.

Dave Moeller, detective de la Patrulla de Caminos de California (CHP), dio que lo mejor que el sospechoso puede hacer en un caso de hit and run es entregarse.

“No sé si la persona que cometió este terrible accidente sea necesariamente una mala persona, lo que si sabemos es que hizo una mala decisión y cometió un grave error”, dijo Moeller.

El detective consideró la posibilidad de que el sospechoso sea un conductor sin licencia u otros documentos.

“En algunos casos las personas vienen de comunidades que temen a las autoridades; hay un temor y entendemos eso”, dijo Moeller. “Pero lo mejor en estos casos es que se entreguen a las autoridades, la CHP no va a pedir ningúna documentación de [residencia legal]”.

Kirkland, la m adre de la víctima, contó lo que su hijo sufrió al ser arrastrado debajo del auto del sospechoso por unos 600 pies y dejado inconsciente a la orilla de la autopista, con varios huesos rotos.

Aún así, dijo Kirkland, su hijo tiene deseos de recuperarse y volver a andar en bicicleta. “Mi hijo es maravilloso. El mensaje de él es que este incidente no haga que las personas dejen de disfrutar andar en bicicleta en los parques de la ciudad”, compartió.

La ciudad de Los Ángeles y la CHP ofrecen la recompensa de 25,000 dólares a cualquier persona que dé información sobre el posible responsable del atropello, sin preguntar el estatus legal del informante. El número a llamar es: (323) 259-2010.