Día de regocijo para argentinos en Los Ángeles

Comunidad argentina en Los Ángeles celebra elección de primer Papa latinoamericano
Día de regocijo para argentinos en Los Ángeles
La noticia de la elección del cardenal Jorge Mario Bergoglio como Papa era celebrada ayer en el Mercado Buenos Aires de Van Nuys, punto de reunión para la comunidad argentina del Valle.
Foto: La Opinión - / J. Emilio Flores

Lo que tradicionalmente logra el fervor a la albiceleste, su selección de futbol, lo consiguió ayer la noticia sobre el nuevo Papa: que la comunidad argentina en Los Ángeles se reuniera con alegría.

“Una vez que se enteraron que el Papa es argentino se agruparon todos aquí”, dijo Eduardo Rodríguez, encargado del restaurante Mercado Buenos Aires en Van Nuys.

“Siempre se viven muchos momentos lindos con el futbol y ahora es por la religión”, precisó.

Fue como si las campanas que repicaron en el Vaticano para anunciar al cardenal Jorge Mario Bergoglio como nuevo pastor de la Iglesia se escucharan en el Valle de San Fernando y el resto de la ciudad.

“Es una satisfacción, una alegría, aunque muchos no sean católicos, también es una alegría para ellos”, comentó Darío Kasparian, quien se reunió con sus paisanos unos minutos después que el recién ungido Francisco salió al balcón de la Basílica de San Pedro para hablar a los feligreses.

Apenas se supo el nombre y país de origen del Papa número 266, la noticia corrió como pólvora entre los argentinos que radican en el área de Los Ángeles.

“A mí me habló por teléfono mi mamá, un primo de Argentina le envió un mensaje de texto a ella diciéndole que habían elegido al Papa argentino. Yo recién me enteraba por una señora que estaba comprando aquí”, contó Gabriela Cordero, cajera del Mercado Buenos Aires.

“Ojalá que todo sea mejor para nuestro futuro”, expresó Cordero.

Los argentinos constituyen una de las comunidades de inmigrantes más pequeñas en California.

Se calcula que en California viven unos 23,000 oriundos de Argentina, de los 175,000 que radican en todo el país. Se trata de apenas una fracción comparado con los 4.7 millones de mexicanos que residen en el Estado Dorado.

La jurisdicción de su consulado en Los Ángeles se extiende por once estados del oeste, incluyendo Alaska y Hawai.

El consulado de México, en contraste, sólo abarca el condado angelino.

Pero ayer no se hablaba de los argentinos en particular, sino de los hispanos en general, quienes ya rebasan el 40% de la feligresía católica mundial y que ahora tienen un Papa que habla español.

“Había entre los favoritos un brasileño, un mexicano, lo que todos queríamos era que fuera latinoamericano”, dijo Rodríguez. “Yo sentí mucha emoción, no tanto porque sea argentino, sino porque fue latinoamericano”, agregó.

Rodríguez, quien está a cargo del Mercado Buenos Aires desde finales de la década de 1980, dice que conoció al entonces cardenal Bergoglio y que fue testigo de sus acciones. “Siempre estaba ayudando a los pobres, iba a buscar a los chicos que no tenían qué comer y los llevaba a comer a la Catedral”, contó.

¿Y qué esperan los argentinos del Papa Francisco? Que ayude a la Iglesia a superar los escándalos sexuales, la crisis financiera del Vaticano, los conflictos internos del clero y que voltee hacia América.

“Seguro que este Papa no nos defraudará, él nos conoce, es uno de los nuestros”, comentó Irma Galán, una argentina que vive en Los Ángeles desde hace 15 años.

“También habla como nosotros”, añadió.