Salen a defender enseñanza del inglés

Es cierto que el Colegio de la Ciudad de San Francisco [CCSF] imparte una variedad de materias, pero para algunas mujeres inmigrantes las clases de inglés son elementales
Salen a defender enseñanza del inglés
"La educación es un derecho", expresa frente al ayuntamiento de San Francisco una estudiante.
Foto: Ricardo Ibarra

SAN FRANCISCO.– Unas dos mil personas –según el conteo de los mismos manifestantes– marcharon la tarde de este jueves, desde el módulo del City College of San Francisco [CCSF] módulo de la Misión, hasta la explanada frente al City Hall de la ciudad, con la intención de rescatar la educación pública en dicha institución.

La principal demanda de estudiantes, profesores e integrantes de diversas organizaciones fueron dirigidas a los representantes electos de la ciudad para que “utilicen su poder”, y que los fondos de la Proposición A –aprobada en días recientes por los electores– sean utilizados para el objetivos de dicha propuesta: revertir más recortes de clases, servicios, personal y profesores.

Además de solicitar al Departamento de Educación para que “tome acciones inmediatas para detener las sanciones injustificadas de la ACCJC [Comisión de acreditación para escuelas comunitarias] contra CCSF”, según refieren volantes y sitios en internet, como Saveccsf.org.

La comunidad inmigrante hispana en San Francisco estuvo presente para expresar su solidaridad a la educación pública, Érika Rodríguez, quien habló con El Mensajero, planteó más interrogantes que certezas.

“Muchas mujeres vamos a la escuela a aprender el inglés y a salir adelante. Muchas madres tienen a sus hijos ahí mismo. Sería muy injusto que mi hija se quedara sin escuela. ¿Qué va hacer? ¿Y qué van a hacer las otras madres?, ¿adónde van a ir? ¿A que anden haciendo otras cosas? Hacemos la lucha como madres, por los hijos”, dijo Rodríguez.

Y más: “Si no tienen la educación [los hijos], ¿cómo van a salir adelante? ¿Andar barriendo o trabajando en un McDonald’s? Ellos se pueden superar. Si nosotras nos estamos superando, que ellos no puedan. Lo pueden hacer, pero ¿si les quitan la escuela?”.

En la masa también andaba Guillermina Castellanos, de La Colectiva de Mujeres. Similar a Érika, considera que la transmisión gratuita del inglés en CCSF es elemental para los inmigrantes del continente americano. “Estoy aquí porque la mayoría de las mujeres que van a la colectiva usan el CCSF para aprender inglés, porque lo necesitan. Ahí aprenden a negociar su sueldo con el empleador”.

“Siempre nos están poniendo trabas para no salir adelante nosotros los latinos, los inmigrantes, más hoy que viene la reforma migratoria y que están exigiendo que hablemos inglés, entonces es contradictorio lo que están diciendo, mientras ponen trabas a los estudios del inglés. Es como darnos una cachetada, por eso estamos aquí”, expuso esta abuela y madre.

“Tengo una familia muy grande”, siguió Guillermina. “Tengo hijas y nietos que en el futuro podrían ir a CCSF, entonces nosotros como latinos necesitamos continuar luchando y desarrollándonos, con una mejor vida, una mejor vivienda, un mejor trabajo, y si no tenemos el idioma inglés, no podemos defendernos”.

Una estudiante de CCSF, Elsy Rivas, recordó que los votantes de San Francisco “aprobamos la Proposición A y Sacramento no nos quiere dar los fondos que están ahí para la educación. Venimos por eso, a pelear, a que nos den la cara y que el alcalde [Ed Lee] nos diga que nos va apoyar”.

Una última expresión, de Rocío Quijano: “Nos quieren tener oprimidos para tenernos haciendo trabajos que no nos van a dar mejor vida, porque saben que si nosotros tenemos educación y tenemos información de nuestros derechos, ellos van a perder. Sólo quieren utilizarnos para mantenernos leales a este sistema de trabajo, saben que nosotros tenemos que sobrevivir”.

Para este viernes 15 de marzo, CCSF tendría que haber comprobado a la ACCJC que administra de manera adecuada sus recursos económicos. Los manifestantes consideran que esta acción es un acoso para privatizar la educación en este Colegio de la Ciudad.

Los estudiantes planean más reuniones: el miércoles 20 de marzo a las seis de la tarde en el módulo de CCSF en la Misión (1125 Valencia) salón 109. Otra el jueves en el salón de usos múltiples [MUB] del módulo central en Ocean Avenue, salón 140 a las nueve de la mañana.