Dynamo apoya a la comunidad del East End de Houston

Dynamo apoya a la comunidad del East End de Houston
Calen Carr, del Houston Dynamo, ayuda a alumnos de la primaria Rusk.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

El Dynamo de Houston ha tomado la iniciativa para unirse a la comunidad del barrio East End de una forma muy peculiar y es que los naranja son todavía relativamente nuevos vecinos y quieren integrarse en la fibra de este viejo barrio.

Jugadores y miembros de su directiva por las tardes, después de que terminan con su día laboral, se dirigen a la escuela primaria Rusk Elementary que se encuentra ubicada a unos cinco minutos del Estadio BBVA Compass Stadium para compartir tiempo con estudiantes.

El delantero Calen Carr se ha convertido en el mentor de varios niños dentro del programa que opera la organización Big Brothers and Sisters (Hermanos y Hermanas Mayores) que tiene la misión de unir a adultos ejemplares con niños de familias de bajos recursos.

La primaria Rusk en su mayoría está poblada por estudiantes hispanos y esta iniciativa ha tenido un impacto positivo según el director de la escuela.

“Hemos notado que los estudiantes que han estado participando con los mentores del Dynamo muestran una mayor confianza y los que antes eran muy tímidos hoy son más abiertos”, dijo Eduardo Sindaco, director de la escuela Rusk.

Carr y otros miembros del Dynamo compartieron el martes 19 de marzo con los estudiantes que han estado participando en este programa, que tiene la intención de expandirse a otras escuelas del área del East End.

“Queremos que el ímpetu de este programa siga adelante porque hemos notado que es capaz de ayudar a niños y de tener un mayor impacto positivo en toda la comunidad”, dijo Chris Canetti, presidente del Dynamo.

A Carr le motiva ser un mentor para un joven y considera que si se mantiene el programa podría impactar de forma positiva la vida de muchos niños.

“Creo que si los niños miran un ejemplo a seguir y lo tienen cerca y pueden platicar con esa personas les puede ayudar a que tengan más confianza y una perspectiva diferente a la que puedan adquirir de sus padres o maestros”, comentó Carr.