Lanzan rugido al Nido

Pumas aseguran odiar al América y tomarán duelo como una final
Lanzan rugido al Nido
David Cabrera espera una victoria contra el América para confirmar que los Pumas atraviesan por un buen momento.
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F. — El jugador de los Pumas de la UNAM, David Cabrera, aseguró que el rival más odiado del club universitario es el América, equipo al que enfrentarán el sábado en el Estadio Azteca.

“Este partido tiene mucha historia y para Pumas el América es el rival más odiado, deportivamente hablando, al cual quieres enfrentar estés lastimado o no”, apuntó.

Antonio Torres Servín, técnico del conjunto universitario, aseguró que los Pumas es un equipo de carácter y que sabe lo que significa enfrentar al América.

“Estos son de los partidos llamados Clásicos, hay mucha rivalidad y en estos juegos no hay favoritos; los jugadores están conscientes de eso”, declaró el estratega.

Por su parte, Martín Bravo agregó que enfrentar al conjunto azulcrema no es un partido más.

“Estamos listos para enfrentar al América, este no es un partido más del torneo y tomamos el partido como si se tratara de una final”, dijo.

Apuntó que con triunfo sobre las Águilas, el conjunto universitario estaría cerca de alcanzar uno de los objetivos que se trazó desde el principio de torneo, que es calificar a la Liguilla.

A pesar de ser su enemigo más odiado, Cabrera reconoció que el América es un equipo difícil de vencer.

“Al América a lo mejor no se le han dado los resultados últimamente, pero es un gran equipo, hay que respetarlo y hay que ganarles para hacer valer que estamos mejor que ello. Sabemos que las circunstancias en las que llegues a este tipo de partidos no cuentan porque son punto y aparte, también hay que estar conscientes de que ganas por un gol o un error”, señaló el mediocampista.

Por su parte, el uruguayo de la UNAM, Juan Pablo Rodríguez, aseguró que Pumas llegará en mejor momento al partido que el conjunto de las Águilas del América.

“Ssicológicamente, sin duda, creo que llegamos en el mejor momento, hablar hombre por hombre es entrar a un terreno muy difícil”, dijo el jugador de los Pumas.