Otro incidente con ricina

Esta ocasión hubo alarma en una base aérea de Washington
Otro incidente con ricina
Imagen de la Base Aérea Bolling, en Washington.
Foto: Archivo AP

WASHINGTON, D. C. (EFE).— El líder de la mayoría demócrata del Senado estadounidense, Harry Reid, informó ayer de otro incidente con ricina, esta vez en una base aérea de Washington a una semana del envío de cartas con esa sustancia tóxica al presidente Barack Obama, a un juez y a un senador republicano.

En declaraciones a los periodistas en el Capitolio Reid dijo que fue informado por las autoridades del nuevo incidente con la sustancia tóxica, pero no dio más detalles.

“Me informan de que hemos tenido otro incidente hoy en la Base Aérea Bolling. La misma sustancia (ricina)”, dijo Reid.

En la cuenta de Twitter de la base militar, rebautizada como Joint Base Anacostia-Bolling, se indica que se “está investigando un posible material peligroso” y que la avenida Brookley había sido cerrada para la seguridad de los equipos de emergencia.

“No hay verificación ni ninguna otra información por el momento”, añadió.

El senador demócrata de Nevada hizo esas declaraciones al ser cuestionado sobre la puesta en libertad de Paul Kevin Curtis, arrestado el miércoles pasado por el envío de cartas envenenadas con ricina al presidente Obama, a un juez y al senador republicano Roger Wicker, ambos en Mississippi.

Reid dijo desconocer por qué Curtis, de 45 años, fue puesto en libertad y recordó que el individuo alega que le tendieron una trampa.

A raíz del incidente de la semana pasada las autoridades federales presentaron cargos contra Curtis e iniciaron una investigación pero no lograron encontrar pistas de la sustancia tóxica en su vivienda.

La ricina es una sustancia tóxica orgánica que puede causar la muerte aún en pequeñas cantidades.

Curtis fue acusado de amenazar “con matar o ejercer daño físico al Presidente”, según informó entonces el Departamento de Justicia.

Según las autoridades, Curtis es un imitador de Elvis Presley que envió las cartas a Obama y a Wicker el 8 de abril desde Memphis, Tennessee, la localidad donde murió el “rey del rock.”

Curtis fue arrestado por el FBI y por la policía local en Corinth muy cerca de Tupelo, Mississippi, la ciudad natal de su ídolo.

Los familiares de Curtis aseguraron que este ha sido diagnosticado con un trastorno bipolar y que se niega a tomar su medicina.