Marisela Demontecristo es una reina comprometida (fotos)

La ganadora de Nuestra Belleza Latina comenzará a preparar sus donativos.

Marisela Demontecristo es una reina comprometida (fotos)
Marisela Demontecristo se coronó como 'Nuestra belleza latina' la noche del domingo.
Foto: Univision

El triunfo de Marisela Demontecristo le ha significado más que el cuento de la “cenicienta” —como le han catalogado—, para convertirse en la hada que cumplirá deseos.

La nueva reina de Nuestra Belleza Latina (NBL), dejará que pase un poco todo el revuelo que ha causado su triunfo, primero para asimilarlo mejor y luego para viajar a su natal El Salvador para cumplir lo que tanto prometió.

“Siempre dije que, si al venir a este país yo lograba [hacer] algo, iba ayudar a la escuela de niños donde yo estudié en mi país”, dijo en entrevista con La Opinión . “Y así lo haré, parte de mi premio lo voy a donar”.

La joven de 20 años, que nació en El Salvador y que hace diez años emigró a este país para radicar en Las Vegas junto a su madre y hermanos, ganó $250 mil en efectivo, los cuales piensa repartir entre el donativo a esa escuela, la cirugía de su sobrina y el resto de la familia.

“Ya le dije a mi mamá que se encargue de eso. Todavía no sé cuándo podré viajar, pero lo quiero hacer pronto”, comentó.

También quiere que se apresure la cirugía de su sobrina que nació con los intestinos fuera, a pesar de que ya fue intervenida sin éxito.

Demontecristo fue coronada el domingo como reina de Nuestra Belleza Latina, uno de los programas de Univision con mayor éxito y logró la segunda votación con mayor participación de televidentes en los siete años de su emisión.

Obtuvo tres millones más de votos que Audri Rijos, la dominicana que obtuvo el segundo lugar.

La historia de vida de la nueva soberana se impuso ante la belleza.

La salvadoreña proviene de una familia humilde, que vivió en la pobreza antes de dejar su país y, al llegar a esta nación, tuvo que enfrentarse como muchos otros niños migrantes a las malas experiencias con otros pequeños por no hablar el idioma.

Demontecristo no era precisamente la más bella de la competencia ni la mejor preparada; sin embargo, se impuso en la votación del público.

“Yo me siento muy tranquila [con el triunfo], la gente tiene su opinión y yo trabajé muy duro para conseguir el cariño del público”, comentó.

Pero además su imagen también se transformó con el paso del certamen.

“No me hice ninguna cirugía [plástica], me estuve preparando mucho, hice mucho ejercicio, dieta, disciplina y creo que es necesario tener que hacerse cirugías para lucir bella, aunque tampoco estoy en contra de eso”.

Demontecristo platicó que sabe que le espera un trabajo intenso para lograr un buen reinado y prepararse mejor.

Antes de su participación en NBL, la joven había obtenido becas para estudiar la universidad, un proyecto que no quiere abandonar.

“Quiero estudiar periodismo y ahora me toca ver cómo puedo hacer para transferir todo ese apoyo aquí [Florida]”, expuso la joven.

De lo que tampoco está segura, es lo que pasará con su noviazgo.

“Llevo muy poquito tiempo [con su novio], no sé que va a pasar, en estos momentos estoy enfocada en esto”.