Vecinos indignados por asesinato de niño en Westlake

Jai Shaun Lewis fue apuñalado por su padrastro en Westlake el lunes

Vecinos de Westlake colocan un altar callejero en memoria del niño supuestamente asesinado por su padrastro.
Vecinos de Westlake colocan un altar callejero en memoria del niño supuestamente asesinado por su padrastro.
Foto: La OpinionCiro César

Residentes del vecindario de Westlake, donde el lunes un niño afroamericano fue asesinado a puñaladas, supuestamente por el padrastro, aseguraron que la policía había atendido en varias ocasiones llamadas de violencia doméstica en el apartamento 103 donde vivía la víctima.

“La mujer y el hombre siempre peleaban”, comentó Eva Román, residente en los apartamentos ubicados en el 227 South Carondelet, donde el lunes por la mañana se registró el ataque.

La víctima es Jai Shaun Lewis, de 11 años de edad, aunque en el altar que vecinos colocaron en la calle lo identifican como “Jonathan”.

“Era un niño muy dulce, no merecía esto, de verdad quisiera que se hiciera justicia, que se tomen cartas en el asunto, porque tengo entendido que ya le habían quitado los niños a esta mujer y se los regresaron”, comentó Román.

En el apartamento donde ocurrió la tragedia también vivía un niño de 6 años, reportaron vecinos.

Los hijos de la señora Román eran amigos de “Jonathan” y ahora dice que no sabe cómo explicarles lo sucedido.

“Porque ni yo misma entiendo lo que pasó, estoy tratando de comunicarme a la escuela para que mis hijos tomen consejería”, mencionó.

Los residentes de la zona entrevistados indicaron que el Departamento de Servicios Infantiles y Familiares (DCFS) también debería ser investigado por supuesta negligencia.

La Opinión se comunicó con el DCFS, pero indicaron que no podían dar información sobre ese ni ningún otro caso particular.

“Ahí seguido llegaba la policía, cómo es posible que no hayan hecho nada”, reclamó Víctor Antonio Hernández. “Yo creo que es algo que se pudo evitar, porque ya se tenían reportes de violencia doméstica”.

“Yo me siento indignada, da sentimiento, era apenas un niño, como madre si uno ve que está pasando algo, que el padrastro está maltratando al niño, pues uno hace algo”, comentó Rosa Cruz.

Otra residente que no quiso dar su nombre, indicó que se escuchaban gritos de pelea, que andaban corriendo en el apartamento y que la madre del menor asesinado le gritaba a su pareja que se fuera de la casa, que ya venía la policía.

El Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) no ha dado a conocer el nombre del agresor, identificado sólo como un hombre afroamericano de 26 años de edad.

A decir de los vecinos, ese hombre tenía aproximadamente seis meses viviendo en el apartamento.

Durante la agresión en la que murió el niño Lewis, el padrastro también recibió una puñalada en uno de los hombros y fue enviado a un hospital para después ser arrestado.

El LAPD indicó que aún investigan cómo y por qué sucedió el enfrentamiento.