5 pasos para enfrentar las enfermedades crónicas

La noticia de padecer una enfermedad como cáncer o diabetes debe afrontarse con apoyo especializado.
5 pasos para enfrentar las enfermedades crónicas
Visitar al médico con regularidad ayudará a detectar enfermedades a tiempo.
Foto: Archivo / AP

“Soy Daniela, tengo 40 años, hace un tiempo me detectaron cáncer de mama, no ha sido nada fácil vivir con este problema. He pasado por diferentes etapas, al principio no podía creerlo, quería que todo fuera una pesadilla, tristemente es real y aunque sigo mi tratamiento cada vez me pesa más luchar contra esta enfermedad”.

La Organización Mundial de la Salud señala que cerca de 36 millones de personas murieron en 2010 debido a padecimientos como cáncer, diabetes y enfermedades cardiovasculares y pulmonares crónicas. Estos se deben en gran medida a cuatro factores de riesgo: el consumo de tabaco, las dietas inadecuadas, la inactividad física y el uso nocivo del alcohol.

Todos los días en los consultorios médicos se dan noticias como la que recibió Daniela. El doctor Jesús Antonio Orueta Álvarez, subdirector de Hospitalización y Proyectos Clínicos de Centros de Integración Juvenil, señala que es frecuente que las personas no sepan cómo manejar un diagnóstico de este tipo, por lo que hay que solicitar al médico tratante que sea claro, directo para explicar al paciente el proceso de su enfermedad, su evolución y su pronóstico.

También debe orientar e informar a la familia para que apoye y no estigmatice el padecimiento. La mayoría de las veces, quienes reciben un diagnóstico negativo suelen padecer tristeza o angustia, lo que deriva en depresión y, a su vez, este es un factor de riesgo para el consumo de sustancias adictivas, advirtió.

Los diagnósticos médicos no favorables representan uno de los factores que más derivan en problemas de depresión. Por ejemplo, 33% de los pacientes diagnosticados con diabetes presentan síntomas depresivos; quienes sufren de cáncer el porcentaje se encuentra entre 15 y 25%; mientras que a los que se les detecta VIH, la estadística se eleva hasta 85%.

Los reportes publicados en la revista Salud Mental 2012 revelan que 9.2% de la población ha padecido un episodio de depresión, que una de cada cinco personas sufrirá uno antes de llegar a los 75 años de edad y que entre más jóvenes se presentan tasas mayores. Este trastorno está asociado a otros problemas, como el uso de sustancias, suicidio y violencia, principalmente en jóvenes.

Como mencionan algunos expertos, “enfermarse” es equivalente a “perder la salud”, es decir, lo más frecuente es la experimentación de un duelo. De acuerdo con Elizabeth Küebler Ross, este proceso consta de cinco etapas: negación, ¡Me siento bien, esto no me puede estar pasando a mí!; ira, ¿por qué a mí?; negociación, ¡haría cualquier cosa por vivir un poco más!; depresión, ¡me voy a morir, qué caso tiene ir al tratamiento!; aceptación, ¡quiero vivir de la mejor manera posible, debo prepararme para esto!

“Como paciente —afirma Daniela— mi primera recomendación es no automedicarse y buscar siempre una segunda opinión, hacer todo lo que esté en tus manos por curarte, ser disciplinada con tu tratamiento y con las indicaciones que te den los especialistas y ocuparte en actividades recreativas”.

Ante la presencia de un diagnóstico médico no favorable, el doctor Orueta Álvarez recomienda seguir estos pasos:

  • Adherirse al tratamiento. Tomar los medicamentos tal como se indica, acudir a todas las consultas, realizar los estudios clínicos necesarios y no automedicarse.
  • Evitar consumir alcohol y tabaco. En un tratamiento de enfermedades crónicas es muy importante preguntar al médico de qué manera puede afectar la combinación de medicamentos con bebidas alcohólicas y evitar el uso de tabaco. Para disminuir el estrés o la ansiedad es recomendable realizar actividades recreativas y deportivas.
  • Evitar el uso de drogas. Existen mitos sobre el empleo medicinal de drogas como la mariguana, sin embargo no se sabe con exactitud cuál es el beneficio terapéutico; en casos de dolor crónico se sugiere consultar al médico.
  • Informarse. Aclarar con el especialista todas las dudas sobre la enfermedad, preguntar sobre efectos terapéuticos y secundarios de los fármacos, consultar a otros expertos y buscar información en libros, revistas y otros materiales.
  • Modificar hábitos. Alimentarse adecuadamente, dormir lo suficiente y realizar ejercicio según la edad y condición física.

Recuerde que cada persona es responsable de cuidar y mantener su salud; aun con una enfermedad crónica, es tu derecho tener una buena calidad de vida.

*Centros de Integración Juvenil

Colaboración de Fundación Teletón México

“El autoconocimiento suprime la soberbia”

Bojorge@teleton.org.mx