Indocumentados tendrán menos acceso a servicios de salud en CA

California reduce fondos a condados para servicios de emergencia
Indocumentados tendrán menos acceso a servicios de salud en CA
Los recortes pueden causar que más de un millón de californianos no tengan ningún tipo de cobertura médica.
Foto: Archivo / AP

SACRAMENTO.— De no ser por el servicio médico que recibio cuandollegó a la sala de emergencia del Hospital General de San Mateo, en el norte de California, Alfredo Barroso estuviera muerto.

Para Barroso, como miles de personas de bajos recursos o indocumentadas sin seguro médico en California, las salas de emergencia de los hospitales públicos o las clínicas comunitarias son la puerta de entrada al cuidado de salud.

Pero el presupuesto estatal para el año fiscal 2013-14, firmado por el gobernador Jerry Brown, contempla 300 millones de dólares en recortes a los servicios de salud para los indigentes de los condados en los primeros seis meses y cientos de millones en los años por venir, lo que reducirá la capacidad de la red de seguridad de los condados para proveer cuidado a entre 3 y 4 millones de personas sin seguro.

Los fondos serán entregados bajo una complicada fórmula: los condado podrán quedarse con alrededor del 40% del reembolso estatal por proveer salud a los sin seguro médico, y regresarán al estado el 60%.

Inicialmente el gobernador Brown había propuesto prácticamente cancelarles el financiamiento para los servicios de salud por 1,400 millones de dólares por año fiscal para destinarlos al Fondo General del Estado, tomando en cuenta que ya no tendrán que atender a los no asegurados porque serán cubiertos por “Obamacare”.

Pero Anthony Wright, director de la organización de defensa de los pacientes, California Health Access, sostiene que así se contempla que más de un millón de californianos no tendrán ningún tipo de cobertura médica. “Muchos de ellos indocumentados”, reconoce.

Ese es el caso de Barroso, indocumentado de origen mexicano trabajaba medio tiempo como cocinero para un restaurante de San Mateo cuando una infección del oído que se le fue al cerebro lo obligó a ir a las emergencias y ser sometido a cuatro cirugías en un año. “Me hubiera muerto sin la cobertura de salud que tiene el Hospital General de San Mateo para personas de bajos ingresos”, dice.

Gregg Fishman de la Asociación de Condados del Estado de California, explica que cada condado determinará cómo usar esos fondos provenientes del estado.

“Muchos condados en la actualidad cubren a los indocumentados, pero no está claro si podrán seguir haciéndolo, o si solo podrán proveerles vacunas, servicios de prevención u hospitalización”, señala Fishman.

California Health Access, trabaja con la fundación California Endowment en una campaña con la que se intenta presionar a los legisladores para que se ofrezca algún tipo de cobertura médica a trabajadores indocumentados, al menos preventiva bajo el “Obamacare”.

En Los Ángeles, es un hecho que los Servicios de Salud del Condado tendrán menos dinero para cumplir con sus obligaciones.

Michael Wilson, portavoz del Departamento de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles, afirma que habrá menos dinero para cumplir con las obligaciones, incluyendo el no negar atención médica de emergencia a personas sin seguro médico, pero que aún así no se preguntará por el estatus migratorio de las personas, solo una prueba de que son de bajos recursos.

“A pesar de la reforma de salud, un alto número de personas permanecerá sin seguro médico y necesitamos recibir financiamiento”, sostiene Wilson. Por su parte Fishman considera que algo positivo del nuevo presupuesto es que deja espacio para negociar un financiamiento mayor en caso de que la reforma migratoria se apruebe.